Gobierno cubano disuelve protesta de Damas de Blanco, la llama “provocación”

LA HABANA (AFP) – Mujeres policías disolvieron a la fuerza este lunes un plantón de las Damas de Blanco, esposas de presos políticos cubanos, frente a la Plaza de la Revolución, donde exigían la libertad de sus familiares, protesta calificada de “provocación burda” por el Gobierno.

En una inusual nota oficial, trasmitida por el telediario local, el Gobierno dijo que “fracasó la provocación” que pidió “la excarcelación de contrarrevolucionarios sancionados por actividades contra nuestro pueblo y sus posiciones mercenarias y anexionistas”.

Las Damas de Blanco fueron llevadas a rastras a un ómnibus, tras no acatar pedidos de deponer la protesta y retirarse del lugar, que les hicieron unos oficiales del Ministerio del Interior, unos minutos antes.

“No están detenidas, las vamos a sacar de aquí”, dijo una de las agentes consultadas por la prensa, mientras un centenar de partidarios del Gobierno coreaba: “¡pin pon fuera, abajo la gusanera!”.

Las mujeres fueron conducidas a sus casas. “Rompieron el grupo (…) por eso por el momento desistimos, por hoy; pero vamos a seguir por la libertad de nuestros presos”, dijo Berta Soler, por teléfono desde su hogar.

La nota dijo que “las provocadoras” fueron evacuadas “con el fin de evitar un enfrentamiento con nuestra población” y advirtió que no tolerará “ni provocaciones, ni patrañas mercenarias, empleando métodos ordenados por sus amos yanquis”.

Las mujeres se habían propuesto hacer un plantón en la Plaza, centro del poder político en Cuba, lo que realizaron hace tres años, cuando también fueron desalojadas por la policía.

“Lo importante es que estamos aquí en la Plaza, que siempre nos habían planteado que no podíamos llegar a la Plaza y aquí estamos para pedir la libertad de nuestros presos”, dijo a la AFP Laura Pollán, esposa del preso Héctor Maseda, antes de ser disuelta la protesta.

Añadió que “estamos pidiendo la libertad incondicional inmediata de los presos políticos, fundamentalmente los 55 que nos quedan del grupo de los 75”, dijo Pollán, al referirse a los opositores detenidos y condenados a penas de entre seis y 28 años en la primavera de 2003.

Las mujeres esperaban entregar una carta al ministro del Interior, Abelardo Colomé, con copia a Raúl Castro, designado presidente en febrero en sustitución de su hermano Fidel, a quien reemplazaba temporalmente desde julio de 2006 debido a su enfermedad.

“Nos dirigimos a usted para demandar por los canales pertinentes la liberación inmediata incondicional de los 55 que aún permanecen en prisión”, dice el texto, al cual la AFP tuvo acceso.

Pero la carta “no la pudimos entregar, no quieren el diálogo. Estábamos pidiendo libertad para nuestros familiares y nos atacaron”, dijo Soler.

You must be logged in to post a comment Login