Nuevas reglas para crear vacunas químicas

BOGOTA, Colombia. (ConCiencia) – El científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo dio a conocer mundialmente las reglas para crear una vacuna química capaz de combatir enfermedades infecciosas.

Patarroyo fue el primer científico en crear la vacuna sintética contra la malaria en los años 80’s y ahora presenta las reglas o procedimientos a seguir para crear una vacuna química para combatir más efectivamente la malaria y otros tipos de enfermedades.
Su estudio apareció en la reciente edición de la revista académica Accounts of Chemical Research.
Las vacunas más conocidas son las biológicas, aquellas en las que se mata el microbio y luego se inyecta en las personas para crear anticuerpos. Las vacunas sintéticas, por otro lado, son aquellas que se crean químicamente según la composición del microbio y luego se inyectan.

“Muchas veces uno termina poniendo partes del microbio y creando anticuerpos que no son relevantes, por que es todo el microbio lo que le ponenâ€?, dijo Patarroyo. “Aquí se le ponen las partecitas importantesâ€?.

El científico y su grupo de estudiantes identificaron que no era necesario reproducir todo el microbio si no la parte de éste que genera la enfermedad, y luego inyectarla. De esta manera, el organismo no tiene que generar anticuerpos para todo el microbio.

Patarroyo denominó a las partes importantes o que generaban la enfermedad “las manitosâ€?. La analogía hecha por el hepatólogo se debe a que son precisamente “las manosâ€? lo que el microbio utiliza para agarrase o adherirse a las células que se dispone a infectar.

“Cuando analizamos, nos dimos cuenta que eso fue lo que nos tocó hacer, buscar las manitos de los microbiosâ€?, dijo Patarroyo. “Se producen los anticuerpos contra las manitos, y eso es lo que se va a utilizar de ahora en adelante como vacunaâ€?.

Después de este hallazgo, el científico decidió analizar las características atómicas o tridimensionales de las manitos y encontró que tienen una configuración especial.

“El denominador común para agarrarse es la forma de manosâ€?, dijo Patarroyo. “Ello fue lo que descubrimos y esas son las reglas que le estamos dando a la humanidad. En los microbios busque las manos, y vacune con las manosâ€?, dijo el científico asegurando que esta es una nueva metodología para hacer vacunas.

Si las vacunas son hechas en laboratorio se pueden hacer modificaciones: las manos o dedos del microbio se pueden alargar y de esa manera crear anticuerpos más fuertes o diferentes en el humano, o en todo caso, evitar que el microbio se “agarreâ€?.

Según Patarroyo, formar químicamente al microbio o, en este caso, sus manos, es muy fácil ya que se pega pedazo por pedazo y se buscan los componentes.

“Eso es lo que a muchos les ha sorprendido, la simplicidad de la idea y era eso lo que tocaba buscar�, dijo Patarroyo.

Uno de los revisores de la revista aseguró que se trata del mejor manuscrito sobre la vacuna anti-malaria que ha tenido la oportunidad de leer en los últimos 11 años. “Esta honesta y científica reseña debe ser aceptada para publicación sin ninguna modificaciónâ€?, dijo el revisor –quien al igual que la mayoría de los revisores de este tipo de publicaciones, debe permanecer anónimo.

Para más información visite: http://pubs.acs.org/journals/achre4/index.html

You must be logged in to post a comment Login