Pide Alemania suspender uso de alimentos para biocombustibles

Berlín.- La ministra de Cooperación Internacional, Heide Marie Wiczorek Zeul, pidió aquí suspender de inmediato el uso de alimentos para la producción de biocombustibles porque se corre el riesgo de perder la batalla contra el hambre en el mundo.

La política socialdemócrata alemana dijo en rueda de prensa que los avances de los últimos años para acabar con el hambre en el mundo están en peligro debido al fuerte aumento de los precios de alimentos básicos como la harina y el arroz.

La ministra presentó un programa de nueve puntos que constituye un Pacto para Asegurar la Alimentación.

El programa contempla una moratoria a nuevos aumentos de la mezcla de biocombustibles en la gasolina y el diesel, aumentar las inversiones en la agricultura y reducir los productos agrícolas de exportación.

Indicó que la moratoria debe ser vigente hasta que se desarrollen lo suficiente las tecnologías para elaborar biocombustibles de la segunda generación, cuya materia prima son restos de materiales como la madera, y la extracción de combustible procedente de la biomasa.

Wiczorek Zeul apuntó que los combustibles a partir de la biomasa son más benévolos con el medio ambiente y propician el ahorro de energía.

El ministro alemán de Agricultura, Horst Seehofer, declaró este lunes en Berlín en otro evento que se debe de cambiar la política agrícola para incrementar la producción de alimentos fundamentales.

El funcionario citó que, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el precio de los alimentos se incrementó de marzo 2007 a marzo 2008 un 57 por ciento.

La ministra de Cooperación Internacional señaló, por su parte, que al alza de los precios afecta sobre todo a la gente más pobre, y subrayó que los altos precios en los alimentos significan “un aumento del hambre”.

El Ministerio de Cooperación Internacional de Alemania indicó que entre las causas del encarecimiento de los alimentos en el mundo destaca el aumento del poder adquisitivo en muchos países en vías de desarrollo y sobre todo en naciones emergentes como China y la India.

“Uno de los principales factores que provocan una subida de los precios en alimentos es la competencia entre la producción de alimentos y la producción de biomasa para obtener energía”, precisó.

Asimismo destacó los efectos del cambio climático, como la disminución de las precipitaciones pluviales que afectan sobre todo el Hemisferio Sur, y por otra parte el incremento de los precios del crudo.

Indicó que a eso se le suma la falta de inversiones en la productividad agrícola, que se observa sobre todo en aquellos países que no pueden competir con los bajos precios de productos provenientes de países industrializados donde se cuenta con altas subvenciones estatales.

De acuerdo con el Ministerio alemán, las medidas que se impusieron en países como China, la India, Rusia y Egipto, para frenar sus exportaciones de alimentos, afectan de forma considerable a los países que dependen de esas importaciones.

“Esa escasez de alimentos provoca un incremento adicional en los precios”, y a eso se le suman las especulaciones en los mercados de capital, donde el ámbito agrario capta de nuevo la atención.

El Ministerio de Cooperación Internacional señaló que Alemania apoya la labor del Programa de Alimentación Mundial de las Naciones Unidas. Además de la contribución anual de 23 millones de euros, el país europeo aportó 10 millones adicionales en marzo pasado.

Subrayó la importancia de la cooperación bilateral con países en vías de desarrollo a fin de incrementar la producción alimenticia, para cuyo fin Alemania destinó en 2006 alrededor de 577 millones de euros.

En ese ámbito se resaltó la importancia del asesoramiento y la capacitación de campesinos, en especial de mujeres, a fin de que ellos tengan acceso a recursos e infraestructura.

Se refirió a las propuestas de solución para el problema del encarecimiento de

You must be logged in to post a comment Login