El ALBA apoya a Evo Morales y rechaza “separatismo” autonómico en Bolivia

CARACAS (AFP) – Una cumbre extraordinaria de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) expresó este miércoles su apoyo al presidente de Bolivia, Evo Morales, y rechazó el “separatismo” de movimientos autonómicos opositores en su país.

“Hemos decidido lanzar al mundo una declaración de solidaridad y apoyo a la República de Bolivia, al pueblo de Bolivia, al compañero Evo Morales”, dijo el presidente venezolano Hugo Chávez, quien convocó a la cita de emergencia realizada en el Palacio de Miraflores en Caracas.

Una declaración política expresa el “firme rechazo a los planes de desestabilización que buscan vulnerar la paz y la unidad de Bolivia”.

Los mandatarios denunciaron un “intento separatista que se fragua contra Bolivia, a través de un pretendido referéndum convocado en franca violación de la constitución y las leyes bolivianas”, indica la declaración que fue leída por el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage.

Los mandatarios ratificaron la posición de “no reconocer ninguna figura jurídica que pretenda desprenderse del Estado nacional boliviano y vulnere la integridad territorial de Bolivia”.

A la cita asistieron además el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y el propio Morales, con la ausencia de Dominica, en la cual pidieron que la crisis política debe ser resuelta “sin injerencias externas de ningún tipo”.

Morales, que enfrentará el 4 de mayo un referendo convocado por seis regiones lideradas por la próspera región de Santa Cruz que busca aprobar su estatuto de gobierno autónomo, llegó en la madrugada de este miércoles a Caracas procedente de la sede de la ONU en Nueva York.

“No estoy preocupado, estoy contento, estaría preocupado si mis compañeros de base estarían en contra de Evo Morales”, dijo el líder boliviano en un discurso al final de la cumbre sobre la crisis política en su país.

Morales dijo que los grupos autonómicos “siempre han sido enemigos de nosotros, de los movimientos sociales, y a veces es más boca y más prensa”.

El mandatario boliviano y líder indígena agradeció al grupo de países gobernados por la izquierda antiestadounidense la solidaridad “de este movimiento con mucha claridad ideológica y programática para salir de nuestros problemas”.

Chávez convocó a la reunión de emergencia luego de que el líder cubano Fidel Castro, su amigo y mentor ideológico, advirtiera el lunes que América Latina estaba a punto de presenciar “otra tragedia” en Bolivia.

Al referirse a las iniciativas de regiones bolivianas para lograr su autonomía, a las que se opone Morales, Fidel Castro escribió el lunes que existe una “amenaza de desintegración real” de Bolivia “que conduciría a luchas fratricidas en el sufrido país”.

Los países de la ALBA dieron además la bienvenida al “eje del mal” a Fernando Lugo, elegido presidente de Paraguay en los comicios del domingo.

“El ‘eje del mal’ sigue creciendo”, declaró Morales, ironizando con la expresión acuñada por el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, cuando definió así a Irak, Irán y Corea del Norte, luego de los atentados terroristas del 11 de setiembre de 2001 contra Washington y Nueva York.

Los mandatarios también firmaron un acuerdo de cooperación en materia de soberanía y seguridad alimentaria, que incluye un fondo de seguridad alimentaria con capital inicial de 100 millones de dólares.

Se trata de “tema urgente de importancia geopolítica”, dijo el mandatario venezolano, que pidió dar prioridad para Bolivia.

Los mandatarios citaron datos de la FAO, de acuerdo con la cual entre enero de 2007 y enero de 2008, el índice de precios de los alimentos aumentó un 47%.

You must be logged in to post a comment Login