Activistas colombianas consideran nefasto el TLC que su país firmaría con Estados Unidos

Tres activistas colombianas testificaron el miércoles ante el Congreso en Washington sobre lo que ellas consideran los “efectos nefastos” que tendría en la población el Tratado de Libre de Comerio (TLC), en su condición actual, y que su país está listo a firmar con Estados Unidos.

Ese mismo día el presidente George W. Bush reafirmó su petición al Congreso para que se someta a discusión y aprobación el TLC, durante una conferencia en la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos en esta capital.

“Cualquier tratado comercial es nefasto para nosotras porque afecta la canasta familiar, genera desempleo y hay un conflicto de intereses de por medio en los territorios y todo esto es fatal para nuestras comunidades”, alertó Virgelina Chará dirigente de Asomujer y Trabajo durante una reunión en la Iglesia Metodista Unida Wesley.

Chará representa a unas 36 organizaciones afrocolombianas y de mujeres agrupadas en la campaña Comercio con Justicia, una plataforma que le hace seguimiento a los acuerdos comerciales en Colombia y en el mundo.

Explicó Chará que el tratado significaría la expropiación de territorios de las comunidades afrocolombianas y cambiaría toda la cosmovisión política, económica y cultural de las comunidades con el cambio de cultivo que es la siembra de la palma aceitera, el cacao y la caña de azúcar.

“Los testimonios nuestros han puesto a pensar a los congresistas, ya que ellos tienen una interlocución constante del gobienro que les dicen que el TLC ‘acaba con la pobreza y con el conflicto que tenemos en Colombia’, y eso no es cierto. Les hicimos saber que en 2003 éramos un millón de desplazados pero que al 2008 somos 4 millones”, enfatizó.

Esta semana también testificaron en Washington el Fiscal General Mario Germán Iguarán, y el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos.

“Aunque ellos aceptaron nuestras críticas señalaron que están haciendo todos los esfuerzos para que la situación de violencia mejore sustancialmente, y ellos saben que eso no va a suceder”, dijo Aura Rodríguez, directora ejecutiva de la Corporación Cactus que vela por los derechos de la mujer en la industria de las flores.

“Creemos que con los acuerdos comerciales se negocian nuestros derechos y el pueblo colombiano no sabe lo que están negociando”, dijo Rodríguez.

Considera Rodríguez que detrás del conflicto armado colombiano están los intereses económicos, los grandes proyectos “y vemos que donde van a invertir capital extranjero en nuestro país, coincide con los sitios donde el conflicto armado está más fuerte”, dijo.

Afirma Rodríguez que en Colombia de cada cien personas 55 son pobres, y de esos 55 hay 17 que son muejeres cabeza de hogar y muchas de ellas en sectores rurales.

“Como se va superar la pobreza si la violencia se sigue reproduciendo. No es una cosa accesoria es una cosa central, estructural que debe ser revisada cuando se firman este tipo de tratados comerciales, y eso es lo que hemos hecho acá”, apuntó.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login