San Diego, “microcosmos” de crisis hipotecaria

San Diego.- San Diego es el “microcosmos” de la crisis hipotecaria nacional al concentrar los mayores volúmenes de embargos, caídas de precios y pérdidas de empleos vinculados a la construcción, señalaron expertos de la Universidad de California (UC).

El economista de la UC, Ryan Ratcliff, consideró que el condado de California vecino de México vive “una difícil batalla, entre una pérdida de empleos de bienes raíces y una economía debilitada en los demás sectores”.

En el reporte trimestral de la UC “Pronóstico Anderson”, dedicado esta vez por completo a San Diego, el experto explicó el proceso que hace de la zona limítrofe de California la más afectada durante la crisis hipotecaria.

Explicó que a principios de la década, el condado de San Diego vivió una creciente creación de empleos en bienes raíces que atrajo a un gran número de nuevos residentes, que a su vez demandaban vivienda. Sin embargo el aumento demográfico siempre fue mayor que la construcción.

Para finales de 2004, la industria de la construcción aceleró su ritmo para cubrir la creciente demanda, pero para entonces el flujo de nuevos residentes comenzó a detenerse.

Según el experto, fue entonces que la industria financiera ofreció acuerdos masivos de dobles préstamos, tanto para enganche como para hipoteca principal en 2005, pero con tasas de interés variables que se dispararon tras los primeros dos años de acuerdos de tasas fijas.

El pronóstico trimestral retomó así en una nueva versión en fenómeno que la escuela de Economía de la UC previó desde inicios de 2004, cuando advirtió que el mercado de bienes raíces en San Diego estaba sobrevaluado en al menos 22 por ciento y tendría que enfrentarlo.

El auge en ventas se experimentó en la región relativamente hacia fines de 2003, todo 2004 y comienzos de 2005, sin que necesariamente reflejara las condiciones reales del mercado.

El pronóstico divulgado este jueves confirma que “la pesadilla de embargos de San Diego continuará el resto de este año y alcanzará cierta ?normalidad? para finales de 2009”.

Mientras tanto el número de “reposiciones” o posicionamientos bancarios para remates continúa en el condado más alto que el de ventas, aún incluidas las reventas, que es el mayor movimiento actual en bienes raíces.

El tiempo promedio de espera para ventas de bienes raíces ahora oscila entre 12 y 18 meses en la región.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login