Denuncia: sedan en EU a inmigrantes sujetos a deportación

El gobierno de Estados Unidos ha administrado sedantes, sin razón médica, a por lo menos 250 inmigrantes en proceso de deportación desde 2003, denunció el miércoles el diario The Washington Post.

Las autoridades federales ha inyectado a cientos de extranjeros con drogas psicotrópicas contra su voluntad para mantenerlos sedados durante el viaje de regreso a su país, indicó.

El periódico citó como fuentes documentos médicos y entrevistas a personas que fueron sedadas pese a no tener un historial de problemas mentales.

Indicó que los casos incluyen “cóctel antes del vuelo” con efectos tan fuertes que los guardias federales necesitaron una silla de ruedas para trasladar al detenido al avión.

“Paso vacilante. Cayó en el pavimento”, indicó una nota médica en la deportación de una costarricense de 38 años en 2005, mientras que otro detenido fue “arrastrado por el corredor, en esposas, semicomatoso”.

En Chicago, en febrero de 2006, cinco guardias cayeron sobre un ecuatoriano de 49 años que estaba enojado por la deportación y, tras aplicarle una inyección, uno de ellos le dijo en tono amenazante y burlón: “buenas noches”.

Los documentos describen repetidamente a los guardias de inmigración que “derriban” a un deportado renuente para “tranquilizarlo” antes de llevarlo al aeropuerto, de acuerdo con The Washington Post.

Los 250 casos citados por el diario se remontan a 2003, cuando la administración del presidente George W. Bush asignó la labor de deportación a la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), perteneciente al Departamento de Seguridad Interna.

La restricción involuntaria por medio de químicos, a menos que haya una justificación médica, es una violación a códigos internacionales de derechos humanos.

Ese método es prohibido en varios países donde los guardias estadunidenses no pudieron aplicar dosis extras de los medicamentos en ruta a lugares lejanos.

El diario indicó que funcionarios estadunidenses se refieren a esa práctica como un “último recurso”, pero señaló que los documentos médicos no corresponden a esas afirmaciones.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login