Examina Congreso de EU problemas de ayuda médica a indocumentados

El Congreso de Estados Unidos examinó el miércoles los problemas de la atención médica a los inmigrantes indocumentados bajo arresto en centros de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

El republicano de mayor rango del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Lamar Smith, dijo durante una audiencia que no es responsabilidad de la ICE cubrir servicios médicos de los indocumentados.

El legislador aludió a informes recientes del diario The Washington Post que mostraron malas decisiones médicas, métodos defectuosos, guardias negligentes, técnicos mal adiestrados y falta de personal en los centros de detención de la ICE.

“No es la responsabilidad de la ICE –ni del contribuyente estadounidense– mantener a los extranjeros en detención con el propósitos de proporcionarles atención”, señaló.

Un informe de la Oficina de Auditoria General del Gobierno de Estados Unidos (GAO), divulgado en la audiencia, señaló que las autoridades estadounidenses de inmigración fallaron en proporcionar atención médica adecuada a inmigrantes detenidos.

La GAO, una entidad investigativa del Congreso, denunció un incumplimiento de las normas médicas en tres de un total de 23 instalaciones de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que incluyeron la ausencia de un examen obligatorio a unos 260 detenidos.

Asimismo, denunció la falta de revisiones médicas inmediatamente después de la admisión al centro de detención así como la ausencia de botiquines de primeros auxilios.

Señaló, sin embargo, que esas instancias no mostraron un patrón consistente de incumplimiento de normas en las 23 instalaciones.

La responsable de la ICE, Julie Myers, señaló que el año pasado al 34 por ciento de los detenidos sometidos a revisiones médicas se les diagnosticó con enfermedades crónicas preexistentes, como hipertensión o diabetes.

“Muchos de estos detenidos no hubieran identificado su problema médico o recibido atención médica y tratamiento si no fuera por el cheque amplio que recibieron”, indicó.

Myers manifestó, sin embargo, que hace falta fortalecer el proceso de prevención de suicidios en los centros de detención.

“La realidad es que desde 2003, los suicidios han representado el 18 por ciento de las 74 muertes de detenidos en custodia”, señaló Myers, quien destacó, sin embargo, que en los pasados 15 meses no se ha registrado ningún caso.

Admitió que el personal de la ICE no son profesionales médicos y por eso basan sus decisiones en el personal de salud del Departamento de Seguridad Interna, que incluye a médicos, profesionales de apoyo clínico y otro personal.

Durante la audiencia, Gloria Armendáriz dijo que el Departamento de Seguridad Interna (DHS) negó medicamentos para tratar la esquizofrenia a su esposo Isaías Vásquez, un mexicano naturalizado estadounidense y veterano de la Guerra de Vietnam.

Vásquez fue puesto en proceso de deportación tras una condena por posesión de drogas en 2004, ganó el caso en 2005 pero fue transferido a un centro de detención en Pearsall, Texas.

Armendáriz dijo que el DHS sospechaba que su esposo estaba fingiendo y por eso le suspendió los medicamentos, que lo pusieron al borde del suicidio y lo llevó a rechazar otros medicamentos por diabetes y presión arterial.

“El personal de detención lo castigó, lo puso en confinamiento solitario y lo gasearon”, lamentó.

Destacó que tras la ayuda de entidades como Advocacy Inc. el DHS eliminó el caso de deportación y su esposo se hizo ciudadano estadounidense en septiembre pasado.

Vásquez tiene ahora “sus días buenos y malos, pero todavía sufre de recuerdos del trato en Pearsall”, Texas, señaló.

Revelan falta de atención médica a inmigrantes detenidos en EU

Autoridades de inmigración fallaron en proporcionar atención médica adecuada a inmigrantes detenidos, reveló el miércoles un informe de la Oficina de Auditoria General del Gobierno de Estados Unidos (GAO).

La GAO, una entidad investigativa del Congreso, d

You must be logged in to post a comment Login