Primero los pobres

Por Salvador Flores Llamas

Argenis y Narciso Chávez, hermanos del dictador venezolano Hugo Chávez Frías, se están apropiando de su natal estado sureño de Barinas en aquel país, denunció el legislador oficialista Wilmer Azuaje, quien prometió entregar al Congreso y a los medios mapas, grabaciones y documentos de las compras, y fue amenazado.

El diputado Azuaje es partidario del tirano, pues al Congreso unicameral de Venezuela sólo llegan los suyos; pero le irritó que los Chávez se apoderen de enormes superficies en el que también es su estado natal, cuyo gobernador es Hugo de los Reyes Chávez, padre del déspota.

Azuaje dijo que Narciso y Argenis pusieron a nombre de sus sirvientes (la cocinera y un campesino) dos fincas, con valor superior a los 372 mil dólares, ya que Narciso, secretario de Gobernación, es quien gobierna Barinas, pues su padre confía plenamente en él y ya es de edad avanzada.

Por su parte, Rafael Simón Jiménez, ex diputado de Barinas, ratificó que están bien fundadas las pruebas de Azuaje; “lo que es evidente no se necesita comprobar”, expresó, y los Chávez han tomado como botín su estado natal.

Esta es una prueba de que a los supuestos redentores de los pobres no les importan éstos; sino sólo los toman de pretexto para llegar al poder y desde ahí hacer lo que les plazca.

A Hugo Chávez lo tiene sin pendiente que los venezolanos carezcan de alimentos básicos, porque ha puesto en fábricas y distribuidoras de ellos a sus familiares, para que se enriquezcan.

Desde 2000 se han presentado 12 denuncias en Barina contra los Chávez, mediante quienes su hermano Hugo se ha hecho de 17 fincas, por lo menos, y lógicamente ninguna queja ha prosperado.

Daniel Ortega, su achichincle de Nicaragua, que llegó al poder por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, se apoderó con sus camaradas de las propiedades de los somocistas y él, en particular, de la lujosísima residencia familiar del dictador Anastasio Somoza, a quien derrocaron, so pretexto de aliviar la miseria de su pueblo.

Al ex presidente argentino Néstor Kirchner lo acusan de tener una mafia de Alí Babá y los 40 ladrones desde la Casa Rosada, con el disfraz de ayudar a los descamisados y fustigar a los ricos. Por eso pasó el cargo a su esposa Cristina, cuya campaña financió en parte Hugo Chávez, de quien se descubrió un envío de 800 mil dólares.

Pablo Salazar Mendiguchía, pastor evangélico hizo carrera política en el PRI, hasta que lo dejó porque no lo hizo gobernador de Chiapas. Por eso pidió el apoyo de Cuauhtémoc Cárdenas, amo aún del PRD, que lo lanzó con una coalición de partidos, incluido el PAN.

Así llegó al Palacio de Gobierno de Tuxtla Gutiérrez, para aliviar la miseria y postración de sus paisanos, según prometió.

Habilidoso, Salazar durmió a Vicente Fox, quien le dio dinero a manos llenas para acabar con el mito del Sub Marcos. Mas a nadie rindió cuentas cuando dejó el gobierno, y desapareció del país para irse a vivir a Estados Unidos, en dos ranchos que compró en Nuevo México, según denuncia de sus paisanos a la Cámara de Diputados.

Cuauhtémoc ha capitalizado en su favor y de su clan ser hijo del Tata. Como su padre, se convirtió en cacique de Michoacán, del que fue gobernador, igual que su hijo Lázaro II, quien dejó al estado con una deuda de cinco mil 500 millones sin obra pública que la justifique; pero prometió aliviar la pobreza ancestral de los michoacanos, la que ni le preocupó.

Lo dice el que Michoacán es el estado que envía más paisanos a Estados Unidos y el que, por tanto, recibe más remesas, que son las que de veras ayudan a las familias de los emigrantes.

Tampoco canta mal las rancheras Fidel Herrera, gobernador de Veracruz. Empezó con que a los dos meses de gestión ya había multiplicado inexplicablemente su fortuna.

En las elecciones del año pasado hizo ganar al PRI a la antigüita: con dinero público y fraude, para mostrar que controla bien su estado, pues quiere ser Presidente de la República. Pobre México.

Que lo di

You must be logged in to post a comment Login