Canadá depende cada vez más de recursos naturales

Montreal.- Las exportaciones canadienses dependen cada vez más de los commodities del sector de recursos naturales, desde energéticos a minerales, y últimamente los cereales, suplantando al sector manufacturero, aseguran economistas canadienses.

Un desplome de precios de los recursos naturales afectaría a la economía canadiense, provocando el colapso del dólar doméstico, y un “doloroso” período de ajuste antes que la manufactura reaccione.

Los cierres de plantas de producción de automotores en Ontario, que se suceden con puntual frecuencia, son la manifestación de una manufactura que tiene graves dificultades para competir en su principal mercado, Estados Unidos, según los analistas.

La manufactura canadiense, según la Asociación de Manufactureros y Exportadores Canadienses, está deprimida por la apreciación del “loonie” (dólar canadiense) que redujo la demanda estadounidense y abrió las puertas a los más baratos productos industriales importados.

Los altos precios del petróleo, de metales y minerales, y ahora de los granos básicos, han apreciado al loonie que en los dos últimos meses estuvo en paridad o por encima de la divisa.

El valor de las exportaciones canadienses crece débilmente, y eso gracias al rápido aumento en el valor de los commodities que absorben la baja tendencial en las exportaciones de productos manufacturados.

Según el economista Douglas Porter del Bank of Montreal, el loonie “colapsará si se produce un súbito y dramático retroceso” en los precios de los commodities, pero eso no hará de la noche a la mañana “más exportables” los productos manufactureros canadienses.

Se pasará por “un duro período de ajuste antes de que la manufactura responda” a un loonie menos apreciado, según el análisis.

La hipótesis de que los precios de algunos commodities están elevados por la especulación financiera, y que una corrección es previsible, es compartida por algunos economistas y financieros, incluyendo a George Soros.

En una entrevista con la emisora pública Canadian Broadcasting Corp. (CBC), Soros dijo que los recientes aumentos de precio en el petróleo son “fundamentalmente producto de la especulación”.

Hay una burbuja en los precios del petróleo, que tiene dos componentes: uno se basa en la realidad (de la demanda) y el otro es la interpretación tendenciosa que hace el mercado de esa realidad, opinó Soros.

Otros economistas, como Jeff Rubin de CIBC World Markets, creen que los precios de los commodities reflejan una creciente demanda y se mantendrán elevados, o sea que estamos en un “ciclo prolongado” y no en un tradicional “ciclo corto”.

Esta discusión tiene importancia en Canadá porque en un espacio muy corto la economía paso de una que se apoyaba en la fortaleza de las exportaciones manufactureras a otra que depende de las exportaciones de commodities.

En marzo último más del 50 por ciento de la capitalización de la Bolsa de Valores de Toronto (BVT) estaba concentrada en empresas del sector del petróleo, gas natural, y de la minería de metales, frente al 31 por ciento en marzo del 2003, y menos aún en el 2000.

La capitalización del sector industrial manufacturero se elevaba a 5.4 por ciento en marzo pasado, frente al siete por ciento en el mismo mes de 2003 y un más alto nivel a finales del siglo 20.

En cuanto a la creación de empleos, que la economía canadiense no ha cesado de producir en los últimos años, estos son generados fundamentalmente en el sector de servicios que conforma más de dos tercios del Producto Interno Bruto (PIB).

Por capital fijo invertido el sector de recursos naturales crea menos empleos que la manufactura y muchísimos menos que los servicios, y los empleos del sector de recursos naturales tienen menor efecto multiplicador.

Para el economista Peter Dungan de la Universidad de Toronto, el sector de servicios está creando empleos que en cierta medida compensan los que se pierden en la manufactura, pero que no “traen (por exportaciones) tanta riqueza al país”.

No tenem

You must be logged in to post a comment Login