El subsecretario de Estado de EEUU Negroponte reeditó pelea con Venezuela

WASHINGTON (AFP) – El subsecretario de Estado norteamericano, John Negroponte, dio origen a un nuevo capítulo de la disputa entre Estados Unidos y Venezuela, al insinuar que la guerrilla de las FARC podría tener “santuarios” en el país andino, lo que desató una dura respuesta de Caracas.

“No pienso que haya ninguna duda de que hay (miembros de las) FARC que habría(n) buscado santuario en suelo venezolano” desde territorio colombiano, expresó Negroponte durante una rueda de prensa al margen de la 38 Asamblea General de la OEA que se celebró esta semana en Medellín, noroeste de Colombia.

En un contexto de acusaciones a Venezuela de parte de Colombia y de algunos políticos estadounidenses que señalan al gobierno de Hugo Chávez de tener vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la respuesta venezolana no se hizo esperar.

Negroponte es un “funcionarillo con prontuario criminal”, lanzó el canciller venezolano, Nicolás Maduro, en declaraciones a periodistas.

Negroponte es responsable de “desapariciones, de torturas y de muertes en Centroamérica y en varias partes del mundo”, e intenta “meter la cuña de la intriga” entre Colombia y Venezuela, añadió.

Estados Unidos “es responsable directo” de una “operación (…) para llenar de violencia a la región”, sostuvo Maduro el mismo martes durante su discurso ante la OEA.

El embajador estadounidense en la OEA, Héctor Morales, le respondió con dureza.

“Rechazamos categóricamente la caracterización venezolana de la declaración del subsecretario Negroponte”, expresó.

Las declaraciones de Negroponte reeditaron así la pelea entre Estados Unidos y el gobierno de Hugo Chávez, que frecuentemente se ha materializado en la OEA, como el año pasado cuando la secretaria de Estado Condoleezza Rice y el propio Maduro, sostuvieron un duro intercambio en torno al cese de transmisiones de la televisora venezolana RCTV por decisión de Caracas.

Negroponte, ex embajador estadounidense en la ONU y en Bagdad, tiene la reputación de asumir misiones difíciles.

En abril de 2005 se había convertido en Director de Inteligencia Nacional, el primer zar de inteligencia de Estados Unidos, con 16 agencias federales -civiles y militares- para coordinar, en el marco de una reforma de los servicios de espionaje tras los atentados de setiembre de 2001.

Negroponte venía de Bagdad, donde en medio de una espiral de violencia contra las fuerzas estadounidenses, había sido designado embajador en junio de 2004 por el presidente George W. Bush para preparar el terreno para las elecciones iraquíes.

La misión en Irak era considerada tan peligrosa que su esposa Dianne y sus cinco hijos adoptivos no viajaron a Bagdad. Tras la realización de esas elecciones en enero de 2005, regresó a Washington.

Hijo de un magnate griego, Negroponte nació en Londres en 1939, y se crió en Gran Bretaña, Suiza y Estados Unidos. Al igual que Bush, estudió en la Universidad de Yale.

Empezó su carrera diplomática en los años 60 y ha ejercido en Asia, Europa y América Latina, incluyendo la embajada en México durante la ofensiva zapatista en Chiapas en 1994. Habla español, griego, francés y vietnamita.

En 1981 fue designado por Ronald Reagan como embajador en Honduras, con el objetivo de seguir de cerca la lucha contra las guerrillas prosoviéticas en Nicaragua y El Salvador.

En esos años Negroponte fue acusado de haber concentrado su atención en el respaldo a los “contras” nicaragüenses al gobierno sandinista mientras cerraba los ojos a las torturas que se cometían bajo el régimen hondureño.

Su carrera diplomática se extendió desde 1960 hasta 1997 cuando pasó al sector privado.

El año pasado volvió a la diplomacia como segundo de Rice en el Departamento de Estado.

You must be logged in to post a comment Login