Graduados que sueñan con ser algo diferente

¿Quién diría que la carrera de médico forense no es atractiva para
estudiantes que recién se gradúan de secundaria y se encaminan hacia la
universidad? Para la estudiante Brandy D. Arana sí lo es, y está segura
de lo que quiere, afirmó.

Brandy, de 18 años, quien esta semana recibió su diploma de la escuela James Huber Blake del condado de Montgomery, en una ceremonia que tuvo lugar en el DAR Constitution Hall de Washington, iniciará estudios universitarios este otoño en Westbury College de Pennsylvania, con la meta de convertirse en médico forense.

“He escogido esa profesión porque siempre me ha parecido interesante, sin importar lo que tenga hacer, para mi es una profesión como cualquier otra”, enfatizó.

También los padres Roberto y Marie Arana, originarios de Granada, Nicaragua, apoyan a Brandy en lo que ella quiere ser en el futuro.

“Así es ella, siempre le gusta pasar visitando los cementerios e investigando sobre el trabajo que hace un forense”, remarcó el padre tras concluir la ceremonia de graduación de alrededor de 450 estudiantes de la escuela Blake, donde solamente un poco más del diez por ciento de los graduados eran hispanos.

La entrega de diplomas de las escuelas públicas de Montgomery finaliza este 11 de junio con las escuelas Montgomery Blair (que es la más numerosa del condado), Clarcksburg, Northwest y Watkins Mill, que entre las cuatro suman unos dos mil graduados.

El total de jóvenes que recibieron sus diplomas en todo el sistema escolar gira en alrededor de 15 mil, y muchos se enrrolarán en carreras relacionadas con la tecnología y en otras áreas, pero pocos escogen la carrera por la que se decidió Bandy Arana.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login