Impactó a Italia campaña contra anorexia

Por Mario Osorio Beristain.

Roma.- Una polémica campaña publicitaria puso en el centro de la atención en Italia el problema de los trastornos alimenticios a finales de 2007.

El cuerpo desnudo de una modelo devastada por su excesiva delgadez impactó a la sociedad italiana al aparecer en múltiples anuncios espectaculares, periódicos y paradas de autobús.

La campaña “No Anorexia”, de la marca Nolita, mostraba una fotografía tomada por Oliviero Toscani a la modelo anoréxica Isabelle Caro, de sólo 31 kilogramos.

En un país con más de dos millones de personas anoréxicas o bulímicas, los problemas de alimentación son un tema sensible que al ser abordados en esa campaña causaron una polémica sin precedentes.

Los cárteles que aparecieron en septiembre de 2007, fueron retirados en Italia un mes después por órdenes del organismo regulador de la publicidad, tras la solicitud presentada por la Asociación italiana de Bulimia y Anorexia (ABA) y la alcaldesa de Milán, Letizia Moratti.

La dependencia justificó la medida bajo el argumento de que la publicidad violaba los artículos del código de autodisciplina sobre la lealtad publicitaria y las convicciones morales, civiles, religiosas y de dignidad de las personas.

Según los jueces del organismo, el mensaje publicitario utilizaba modalidades extremas destinadas a horrorizar y atraer el máximo de la atención del público y los medios de publicidad.

Agregó que “la citada publicidad utiliza con fines comerciales la devastación física del cuerpo desnudo de una joven mujer, que lesiona su dignidad y envilece el drama personal y social”.

Toscani, que recibió el apoyo de la ministra de Sanidad, Livia Turco y de varias asociaciones contra la anorexia y la bulimia, respondió que el organismo regulador es una institución privada.

“Sólo respondo ante la justicia ordinaria, con la que nunca he tenido problemas”, dijo.

Pero la polémica llevó a que el ministerio de Políticas Juveniles creara un comité para que vigile que en las pasarelas de la moda no desfilen modelos bajo riesgo anoréxico e impulse al sector a promover normas estéticas diferentes a los de la delgadez extrema.

La campaña de “Nolita” también abrió el debate entre los modistas, señalados a menudo como responsables de la difusión de patrones de conducta equivocados.

“Creo que estas campañas con imágenes tan duras y crudas son justas”, declaró el estilista Giorgio Armani.

“Finalmente alguien dice la verdad sobre la anorexia, que no es un problema de la moda, sino un problema siquiátrico”, añadieron los modistas Domenico Dolce y Stefanno Gabbana.

Sin embargo, Fabiola De Clerq, presidenta de la ABA, opinó que el uso de la imagen con la modelo era “susceptible de inducir a fenómenos de imitación y no ayuda a los afectados, ni a sus familias”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login