“Al filo de la navaja.”, una mirada al cuento colombiano.

México.- Consciente de que toda antología es una invitación abierta a la polémica, Juan Gabriel Vásquez realizó “Al filo de la navaja: 10 cuentos colombianos”, que reúne el trabajo de igual número de autores, a quienes considera “herederos insumisos” de una tradición fincada en el célebre Gabriel García Márquez.

Publicada por la Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, a través de su Dirección de Literatura, el tomo, con prólogo del propio Vásquez, compila historias de Héctor Abad Faciolince, Pedro Badrán Padauí, Juan Carlos Botero, Octavio Escobar, Santiago Gamboa, Mario Mendoza, Pablo Montoya, Julio Paredes, Ricardo Silva y Antonio Ungar.

Cuentos a los que Vásquez considera “10 iluminaciones o relámpagos” que, cruzados por el crimen y la violencia o el humor en tono pesimista, lo mismo que por una íntima ternura, “brindan su ubicación exacta en el mapa literario de un país que lejano de la exuberancia verbal y del insólito paisaje de Macondo, también se llama Colombia”.

El volumen, de 209 páginas, arranca con un ensayo de Vásquez, en el que pondera la trascendencia de esta generación de escritores que finalmente se sacudieron el peso que cobró la novela con García Márquez, misma que ocultó otros géneros en su país, tales como la poesía o el propio cuento.

Explica cómo estos autores, menores de 50 años, han logrado mirar hacia afuera y han hecho de su proceso creativo algo irremediablemente expuesto a influencias más diversas.

Y es que para Vásquez, estos autores están “firmemente inscritos en una poética que, al contrario de lo que sucedió a Borges o a Cortázar, ya no tiene que explicar sus querencias extra territoriales, ni entonar un complicado mea culpa cada vez que deciden ubicar un relato en otro lugar del mundo o usar un texto clásico como metáfora o pretexto”.

Sobre los autores escogidos, el también escritor colombiano señala que se trata de aquellos que le permitieran hacer un verdadero libro de cuentos, de ahí que su intención no sólo fuera buscar cuentos sino cuentistas.

En ese sentido, dice, había dos tipos de escritores a considerar, los que ven al género del cuento como un objeto de encargo, como un terreno de prácticas, como una manera de no dejar que el brazo se enfríe, y aquellos que o practican con dedicación y curiosidad.

Esa curiosidad, agrega, de quien intenta lograr que su vehículo lo lleve cada vez a lugares distintos, de quien intenta explorar y colonizar nuevos terrenos, de ahí que su antología incluya a autores con por lo menos un libro de cuentos publicado, lo cual garantizó que no fueran textos hechos por encargo.

Respecto al por qué en el volumen no aparecen mujeres, Vásquez aclara que más allá de las formas, no las incluyó porque, salvo el caso de Lina María Pérez, que quedó fuera por cuestiones cronológicas, a las escritoras colombianas no parece atraerles este género.

Juan Gabriel Vásquez nació en Bogotá, en 1973, es autor de libros de relatos como “Los amantes de Todos los Santos” (2001) y de dos novelas: “Los informantes” (2004) e “Historia secreta de Costaguana” (2007).

Con estudios de literatura latinoamericana en la Sorbona de París, sus obras han aparecido en diversas antologías de Alemania, Francia, España y Colombia.

Instalado en Barcelona desde el 2000, Vásquez ha traducido obras de John Hersey, Víctor Hugo y E.M. Forster, entre otros, y sus artículos aparecen regularmente en publicaciones españolas y latinoamericanas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login