Buscan activistas reestructurar movimiento inmigrante en EU

Chicago.- Organizaciones de Los Angeles, Chicago, Nueva York, Texas y Arizona pretenden darle nueva cara y poder de interlocución al movimiento inmigrante, en un frente nacional antes de que tome posesión el nuevo presidente de Estados Unidos.

La nueva organización tendría una estructura binacional, con su contraparte en los países de origen para darle mayor fuerza, y su primera actividad sería la elaboración de una iniciativa de reforma migratoria propia.

El trabajo más avanzado de integración se encuentra en Los Angeles y la región del Medio Oeste estadounidense, donde se han celebrado encuentros con este fin.

Raymundo Reyes, presidente de la Asociación de Inmigrantes de Indiana, comentó en entrevista con Notimex que más de 150 organizaciones han acordado enfocar sus esfuerzos en la integración de una agrupación nacional, liderada por una presidencia rotativa.

“Porque no podemos seguir respondiendo a cada golpe que se da a la comunidad inmigrante de forma improvisada, debemos tomar la iniciativa y conformarnos en una fuerza única bien estructurada”, argumentó.

Estas agrupaciones, anteriormente coordinadas desde Chicago por el Movimiento 10 de Marzo, están en un proceso de reagrupación en la región, y encaran divisiones que arrastran desde la organización de la marcha del pasado 1 de mayo.

“Hay algunos grupos que tienen su feudo y no lo quieren dejar, pero Chicago no es el medio oeste, ha sido el epicentro del movimiento, pero no es propietario del mismo”, advirtió Reyes.

Aseguró que el Movimiento 10 de Marzo, que en 2006 se convirtió en la fuerza agrupadora de organizaciones de esta región, ya cumplió su función, se ha debilitado y debe retomar una nueva estructura si quiere seguir existiendo.

En tanto, en Los Angeles el proceso de integración tiene más tiempo aunque avanza de manera más lenta, según explicó Juan José Gutiérrez, líder de la Coordinadora Nacional del Movimiento Latino.

Comentó que desde noviembre pasado se cuenta con la aprobación de 600 organizaciones pro inmigrantes en todo el país, pero existen grupos que han tratado de manipular las cosas a su conveniencia.

“La idea se ha ido madurando, sólo que hay voces que nos quieren mantener fragmentados, para que no surja un Martin Luther King, y aseguran que si nos unimos nos debilitamos”, dijo.

Reconoció que la parte más sensible del proyecto es la elección del líder que encabece la nueva organización, “porque están los que reclaman el derecho al liderazgo por antiguedad y otros por el grado de compromiso”.

Por lo pronto se ha pensado en formar un secretariado general, con registro legal ante el gobierno estadounidense, a fin de darle personalidad jurídica para actuar, y una filiación libre y voluntaria.

La organización se financiaría con la cooperación de sus agrupaciones miembros, lo que impediría que tuviera el mismo futuro que otras uniones que sirven a sus patrocinadores.

Y a propuesta de las organizaciones del Medio Oeste, se tendrá un líder por ciudad y uno a nivel nacional que permanezca no más de un año al frente de la organización.

“El poder no estará en una sola persona, aunque sabemos que tarde o temprano esta estructura definirá liderazgos, pero lo importante es que se consolide el movimiento, porque a las figuras la propia gente las elegirá”, añadió Reyes.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login