Escritores piden a editoriales publicar los diversos géneros

México.- Autores mexicanos hicieron el domingo un llamado a las casas editoras para que publiquen géneros literarios como la poesía, el ensayo, el cuento y la dramaturgia, que consideraron son menospreciados por el mercado editorial.

Los escritores Miguel Angel Flores, Alicia García Bergua, Aline Pettersson, José Manuel Pintado y Ernesto Lumbreras reconocieron que el problema no es tanto la publicación como la distribución y promoción de estos géneros.

Durante la presentación de los nuevos títulos de la colección que edita Calamus e INBAL, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, los autores incluidos en ese esfuerzo celebraron la aparición de sus textos.

“Pasajero de sombras” de Miguel Angel Flores; “Tramas”, de Alicia García Bergua; “Los momentos del agua”, de Jeannette L. Clariond; “Carta a mi madre”, de Aline Pettersson; “Sospechosas compañías”, de José Manuel Pintado; “De madrugada, entre la sombra, el viento”, de José Miguel Ullán, y “Encima de la muchacha dormida y otros poemas”, de Vladimir Holan, fueron los textos presentados.

Rosalía Chavelas, directora del proyecto, aseguró que la idea de publicar los textos antes mencionados fue iniciativa del entonces director del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Saúl Juárez, quien recibió el ofrecimiento de Francisco Toledo para continuar la antigua colección de poesía que llevaba su nombre.

Por el momento, dijo, es una colección que da cabida y promoción a autores de los años 50, con una trayectoria consolidada, y más adelante esperan que salgan a la luz obras de autores de otras décadas.

Sobre “De madrugada, entre la sombra, el viento”, de José-Miguel Ullán, el poeta y editor Ernesto Lumbreras, dijo que este poemario más que hablar sobre algo específico, crea imágenes a la manera dadaísta o surrealista, valiéndose para ello de las palabras, los espacios en blanco, elementos gráficos y dibujos hechos por él.

“No obstante, es posible descubrir que alude a situaciones cotidianas, a rituales católicos que transforman al ambiente de las calles, a pequeñas estampas de la situación socio-política durante la dictadura franquista”, agregó.

La obra de Ullán es un homenaje que el autor hace a la estética vanguardista utilizada en la literatura, la gráfica y la pintura de creadores que él ha leído, traducido o admitido. Sigue. Piden/dos/admitido.

La poeta y narradora Alicia García Bergua se refirió a su obra “Tramas”, en la que se encuentran distintas figuras creadas por la trama de los lazos familiares. “Es un libro que escribí cuando recibí la beca del Sistema Nacional de Creadores del Fonca y los temas son; la familia, la muerte y la escritura”, comentó.

En ese poemario, los objetos cotidianos, el paisaje que rodea dentro y fuera de la casa, el tiempo y el espacio que muchas de las veces comparten, son elementos que constantemente desencadenan ideas y “sirven de ancla para acercarnos a recuerdos olvidados”.

“No se trata de una descripción naturalista de sus quehaceres cotidianos, sino de una relación íntima de la manera en que los pensamientos y los objetos se relaciona, la manera en que un olor o una rama a través de la ventana, desatan la memoria”, indicó.

En su oportunidad, Miguel Angel Flores, escritor y profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana, Iztapalapa, se refirió a su texto, “El pasajero de sombras”, en donde fantasmas, murciélagos, nostalgias y pesares se reúnen y contribuyen a generar un ánimo lóbrego y mortuorio, pero al mismo tiempo lleno de belleza.

Por su parte, el poeta y cronista José Manuel Pintado hizo lo propio con “Sospechosas compañías”, en el que aborda aspectos de la divinidad, la naturaleza y la vida moderna.

El reto de este libro, agregó, es el de rastrear las fuerzas y formas más constantes y primigenias en el universo vital que nos contiene, y que figuran aquí, con inevitables compañías, como huellas palpables de nuestras permanentes migraciones y en las que no hay i

You must be logged in to post a comment Login