Ex monjas se encadenan a columna del Vaticano

Ciudad del Vaticano.- Las ex monjas de clausura Albina Locantore de 73 años y Teresa Izzi de 79 se encadenaron el domingo a una columna de hierro de un farol en la Plaza de San Pedro para reclamar al Papa su expulsión de un monasterio de Italia.

La mañana de este domingo las ex monjas se ataron con cadenas y permanecieron sentadas en sillas con un par de carteles, uno decía “Santidad, nos han expulsado y denunciado íverguenza!”.

El otro agregaba “Santidad, no somos ni prostitutas, ni violentas, ni ladronas, ni enfermas mentales” en alusión a las razones de su salida hace algunos años del monasterio Santa María del Carmine de Camerino, localidad de Macerata.

Las religiones permanecieron en la zona ubicada entre Italia y El Vaticano, en el confín de la Plaza de San Pedro con la Plaza Pío XII. Protestaron por no haber sido readmitidas al convento tras dos meses de ausencia voluntaria.

“Encontramos el portón cerrado, las puertas cerradas, con las telecámaras. Llamaron a los vigilantes y a los carabineros, y nosotros debimos alejarnos”, comentó sor Albina Locantore sobre el epílogo de su historia.

Al centro del problema, explicaron algunos amigos de las ex monjas, existiría la relación que ambas habían establecido con un joven seminarista que “se prodigaba en el monasterio de Camerino para ayudar a la comunidad”.

El muchacho habría desencadenado malhumores y sospechas del monasterio; cuando las autoridades decidieron pedir al hombre que ya no regresara a auxiliar a las religiosas la monjas quejosas se habrían opuesto.

A partir de esta acción, apuntaron, habrían comenzado “persecuciones, intimidaciones e insultos” de parte de la comunidad eclesial del lugar hasta la salida de ambas consagradas del convento tras 40 años de permanencia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login