Farmacéutica brasileña entra en fase de innovación

Por Alberto Rabilotta.

Montreal.- El sector de la biotecnología en Brasil está pasando de “imitar” productos farmacéuticos a la fase de innovar con nuevos productos destinados a enfermedades locales, según un estudio de investigadores canadienses.

El reporte, elaborado por investigadores del Centro de Salud Global McLaughlin-Rotman de la Universidad de Toronto y publicado en la revista Nature Biotechnology, destaca la importancia de la transición de la biotecnología en Brasil y los retos que enfrenta.

El estudio caracteriza a Brasil como la principal potencia en biotecnología en América Latina, a México como competidor a nivel científico, y otros países latinoamericanos que avanzan en este sector son Cuba, Chile y Argentina.

Peter Singer, uno de los coautores del estudio efectuado a partir de 19 entrevistas con directivos de firmas brasileñas de biotecnología, dijo a Notimex que Brasil figura junto a India y China como una de las potencias emergentes a nivel global en ese sector.

Este estudio, similar al efectuado por los investigadores canadienses en India y China, confirma que Brasil es un país innovador en la biotecnología destinada a la salud, pero que hay retos ajenos a su capacidad científica, que califica de “nivel mundial”.

El estudio identifica como principal problema, dijo Singer, la articulación entre el sector público y el sector privado, que “todavía no saben cómo jugar juntos”.

Algunas empresas pequeñas y medianas del sector privado, agregó, han logrado innovar con productos para diagnósticos de fácil uso o fármacos destinados a enfermedades que no interesan a las grandes compañías farmacéuticas, pero son problemas de salud locales.

Esas enfermedades son la tuberculosis -140 mil casos anuales en Brasil-, el cáncer de próstata y el endémico “mal de Chagas”, y los equipos de diagnóstico de fácil uso y bajo costo fueron creados por una firma brasileña.

Otras firmas han creado anticuerpos monoclonales para el tratamiento del cáncer, una proteína recombinada para tratar el cáncer de melanoma, y un fármaco derivado del veneno de una serpiente, que en una versión reduce la hipertensión y en otra es un analgésico.

Aun con el apoyo del gobierno, el sector privado de la biotecnología en Brasil tiene problemas de desarrollo porque el sector público ocupa un gran espacio y falta un marco regulatorio y de propiedad intelectual que permita el desarrollo de fármacos.

El sector público de la biotecnología brasileña es relevante en el desarrollo y producción de vacunas, como sucede en China e India, dos grandes potencias emergentes en este campo.

Las firmas privadas de Brasil han seguido, según los investigadores, con el tradicional modelo de copiar medicamentos genéricos para financiar la investigación y el desarrollo de nuevos medicamentos, pero “la clave está en la innovación”, según la investigadora Sarah E. Frew, una de las autoras del estudio.

Rahim Rezai, otro de los autores, destacó a Notimex la importancia de que Brasil cambie sus leyes de propiedad intelectual para permitir que las pequeñas empresas puedan patentar moléculas respetando los derechos de los indígenas y del patrimonio nacional.

India, China y Brasil están desarrollando modelos de negocios en biotecnología que tienen similitudes, aunque los dos últimos están más avanzados en materia de innovación con la producción y experimentación de nuevos medicamentos.

Entre las recomendaciones del estudio figuran mejorar el comportamiento y transparencia de las instituciones del gobierno en el desarrollo de productos para la salud, revisión ética, evaluación y aprobación de los pedidos de propiedad intelectual.

También promover y apoyar los pedidos de patentes fuera de Brasil, y adoptar políticas que estimulen la asociación de empresas brasileñas con extranjeras, y que las leyes de bioseguridad y biodiversidad apoyen el uso de descubrimientos brasileños.

Pero, destacan, se debe seguir preservando los derechos de los pueblos indígenas sobre el conoc

You must be logged in to post a comment Login