Impulsan “Ley de Tallas” ante aumento de anorexia y bulimia.

Por Diana Domínguez Galván

México.- Mientras importadores y fabricantes de ropa en México trabajan para ofrecer tallas en exceso reducidas, legisladores locales impulsan una controvertida Ley de Tallas ante el incremento de la anorexia y la bulimia, pues aseguran que la industria del vestido es una de sus principales promotoras.

Sin embargo, la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV) argumenta que aún no existe un estudio antropométrico que defina cuáles serían las tallas que en México se deben ofertar.

Aunque algunas tiendas de ropa, principalmente de procedencia española, advierten no ofrecer la controvertida “talla cero” en sus anaqueles.

El diputado en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Tonatiuh González Case, presentó hace más de 10 meses una iniciativa de ley para regular las “tallas” en el mercado, ante el crecimiento de la bulimina y anorexia.

En entrevista con Notimex, el legislador dijo que la iniciativa de la “Ley de Tallas” surgió porque consideran que la oferta de ropa reducida en el mercado promueve dichas enfermedades.

Dijo que existen tiendas en el mercado mexicano como Zara y Bershka con un elevado índice de popularidad por los diseños de su ropa, las cuales manejan tallas excesivamente reducidas y con ello fomentan las llamadas enfermedades silenciosas.

Ambas tiendas que pertenecen al grupo español Inditex, uno de los principales distribuidores de moda en el mundo, se caracterizan por su oferta de tallas pequeñas.

Al grupo se suman las marcas Pull and Bear, Massimo Dutti, Stradivarius, Oysho, Zara Home, Uterqüe y Kiddy”s Class, que cuentan con tres mil 874 establecimientos en 70 países del mundo.

El legislador priista expuso que ante la distribución de la moda en tallas pequeñas “muchas veces ya no se busca que la ropa le quede a uno, sino ver la forma en que uno entre en esa ropa”.

“Por ejemplo, ve uno a una chica gordita que se quiere comprar ropa de ahí automáticamente comienza a ser bulímica o anoréxica y arruinan su vida con tal de seguir adelgazando y estar dentro de la moda”.

Por ello, lamentó que la iniciativa de ley no tenga el avance necesario, pues dijo que al principio fueron los industriales los primeros que “pusieron el grito en el cielo”.

“Los industriales fueron los que más dijeron que no están de acuerdo con esta propuesta, aunque se les decía que siguieran vendiendo pero tallas reales, pero se negaron, pues las tallas reducidas representan para ellos un importante nicho de mercado”.

Al respecto, los importadores de ropa de origen español expresaron que en México la ropa de tallas reducidas se comercializa en el mismo volumen que la de tallas más grandes, como la 34 y 36, por lo que ellos sólo responden a la demanda del mercado.

En tanto, los industriales del vestido expresaron que en México no existe uniformidad en relación con las medidas que deberá tener cada talla en específico, sino que ello depende de la marca.

Es decir, que si una talla uno o dos para una marca es de 50 centímetros de cintura, para otra marca las medidas varían hasta en cinco y en más centímetros, por lo que para impulsar una Ley de Tallas debe primero existir en consenso en el mercado, con los estudios correspondientes del mismo.

En ese sentido, el legislador expresó que ante la imposibilidad de llevar a cabo una Ley de Tallas en los próximos días se dará a conocer la apertura del Centro de Atención contra la Anorexia y la Bulimia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login