Preocupa a migrantes y familias italianas iniciativas de Berlusconi

Por Mario Osorio Beristain.

Roma.- La iniciativa del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, que busca convertir en delito la migración ilegal y castigarla con la cárcel y la expulsión, ha puesto en alarma tanto a los ilegales como a las familias italianas que dependen de ellos.

Según asociaciones locales de consumidores, en Italia hay casi un millón 800 mil inmigrantes, hombres y mujeres, que trabajan en labores domésticas, aunque la cifra podría ser mucho mayor, ya que la mayor parte se encuentra en el país de manera ilegal.

Tal es el caso de Elena Rusu, quien llegó hace tres años a Italia desde Rumania y el dinero que ha ganado como trabajadora doméstica le ha servido para ayudar a la construcción de su casa en su pueblo al este de Bucarest y para pagar la reciente boda de su hija.

Preocupada por la suerte de los indocumentados ante el inminente reforzamiento de la ley en la materia, Elena asegura que así como para los inmigrantes resulta vital el trabajo en este país, también para las familias italianas su colaboración es indispensable.

“¿Qué harían las familias italianas sin nosotros? ¿Quién cuidaría a los viejos o a los enfermos?”, cuestionó esta rumana de 47 años, quien forma parte del ejército de los llamados “colf” (colaboradores domésticos).

Pese a pertenecer al Grupo de los Ocho (G-8), Italia no cuenta con los programas de asistencia social de otras naciones europeas, por lo que las familias prácticamente son abandonadas a su suerte cuando deben encargarse de un discapacitado o de un anciano.

Otro problema para los inmigrantes es conseguir la visa de estancia, ya que deben tener un contrato laboral, lo que prácticamente resulta imposible para los miles de desesperados que desembarcan en las costas italianas tras atravesar el Mediterráneo en frágiles lanchas.

“Yo tardé casi dos años en ser regularizada; primero trabajaba con una familia que me había prometido legalizarme, pero luego de un año en que me pagaban sólo 500 euros (unos 700 dólares) al mes y trabajaba casi como esclava, sin un solo día libre (.), cambié de familia”, recordó Rusu.

“Ahora trabajo con una señora; cuido a su madre anciana y hago las labores domésticas por 600 euros (unos 900 dólares) al mes, pero me deja la libertad de trabajar otras dos mañanas a la semana con otra familia, que me paga unos 240 euros (unos 372 dólares) mensuales”, añadió.

En el caso de los rumanos y los búlgaros, la situación cambió desde que en 2007 sus naciones entraron a la Unión Europea y, por lo tanto, se pudieron beneficiar de la libre circulación de personas entre países comunitarios.

El ingreso de Rumania a la UE generó una avalancha de migrantes hacia Italia, al punto que se han convertido en la principal comunidad extranjera, pero también a la que más se acusa de hechos delictivos que han llevado al nuevo gobierno a endurecer la ley.

Hasta ahora, la ley sobre la inmigración establece “techos” anuales de extranjeros a regularizar y son los empleadores quienes presentan solicitud y deben pasar por un mar de burocracia por el cual, según la asociación de Consumidores ADOC, sólo uno de cada 100 “colf” es regularizado.

Para Marco Roverano, de la sección de estudios sobre la inmigración de la Cgil, el principal sindicato italiano, los trabajadores domésticos extranjeros que trabajan ilegalmente en Italia son mucho más de los calculados oficialmente.

El especialista mencionó como ejemplo el caso de Génova, la ciudad italiana con más ancianos por total de habitantes.

“Si calculamos que en Génova hay 300 mil ancianos, de los que entre el 10 y el 15 por ciento necesita una cuidadora, estaríamos hablando de unas 35 mil, mientras las estadísticas oficiales señalan que son sólo 18 mil”, dijo.

“Es muy probable que en Génova la mitad de las trabajadoras domésticas sean ilegales y así sucede en todas las ciudades italianas”, sostuvo Roverano.

Asimismo, el experto advirtió que con la criminalización de la inmigración ilegal solamente se empujará a los “cl

You must be logged in to post a comment Login