Bolivia confirma asilo a ex ministro

WASHINGTON (AFP) – El ex ministro boliviano de Defensa Carlos Sánchez Berzaín recibió asilo político en Estados Unidos en 2007, confirmó este martes el gobierno boliviano a través de documentación entregada a periodistas en Washington por su embajador ante la Casa Blanca, Gustavo Guzmán.

Esta situación “es irritante, complica la relación entre Bolivia y Estados Unidos”, estimó Guzmán.

El ex funcionario está acusado de ser el autor intelectual de la muerte de 60 civiles reprimidos por el Ejército durante una rebelión en octubre de 2003 durante el segundo mandato de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Sánchez Berzaín aseguró en su argumentación para pedir el estatuto de asilado, que de retornar a Bolivia corre el riesgo de ser “perseguido y torturado” por el gobierno de Evo Morales y destacó su papel en la lucha contra “la producción y comercialización de cocaína”.

“He sobrevivido a numerosas alegaciones infundadas contra mí por parte de Morales en el pasado, pero ahora temo que sus nuevos poderes como presidente le permitirán finalmente silenciar de una vez por todas mi visión antidrogas”, expresó Sánchez Berzaín.

“El señor Morales y sus colaboradores ejercen el control sobre la Policía local y nacional en Bolivia, lo que me dejaría sujeto a arrestos arbitrarios y torturas o una sentencia de muerte de facto”, añade.

El gobierno boliviano, que pretende la extradición tanto de Sánchez Berzaín como del ex presidente Sánchez de Lozada, aún no ha formulado formalmente el pedido a Estados Unidos, confirmó el embajador Guzmán, quien subrayó que la solicitud lleva ocho meses de retraso.

El embajador boliviano reconoció que “sin duda” el otorgamiento de la condición de asilado a Sánchez Berzaín complica la posibilidad de una extradición para su enjuiciamiento en Bolivia.

“Fue determinado que usted es elegible para asilo en los Estados Unidos. (…) Usted obtuvo estatus de asilado en Estados Unidos”, señala la aprobación del pedido, con sello del Departamento de Seguridad Interior del 18 de abril de 2007, según la documentación entregada por la embajada boliviana.

Guzmán estimó además que es “absolutamente probable” que el ex presidente Sánchez de Lozada también tenga la condición de asilado. “No sabemos cuál es su situación” pero “no nos sorprendería” que estuviera también asilado, sostuvo.

El gobierno boliviano citó este martes al embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, para pedirle explicaciones verbales sobre el otorgamiento de asilo.

“No estamos satisfechos por las explicaciones que ha dado el embajador esta mañana”, afirmó en una rueda de prensa el canciller David Choquehuanca tras reunirse en su despacho con el diplomático estadounidense.

“Vamos a seguir por la vía diplomática, insistiendo por qué (Estados Unidos) le ha dado asilo político a (Carlos) Sánchez Berzaín”, añadió el ministro.

El Ejecutivo boliviano se enteró del asilo para Sánchez Berzaín cuando sus abogados presentaron el expediente ahora entregado a la prensa en un juzgado de Florida (sureste) en el que se encausa al ex funcionario boliviano, indicó el embajador boliviano Guzmán.

La AFP se comunicó el lunes con el Departamento de Estado para intentar confirmar el asilo a Sánchez Berzaín pero una portavoz señaló que no estaba en condiciones de confirmar la información y que corresponde al Departamento de Seguridad Interior pronunciarse.

La AFP también intentó comunicarse con voceros del ex mandatario Sánchez de Lozada, quien reside en el estado de Maryland (noreste), cercano a Washington, sin recibir respuesta. Lo mismo ocurrió con los abogados defensores de Sánchez Berzaín en Miami, quienes no devolvieron los llamados.

La versión del asilo a Sánchez Berzaín provocó el lunes una multitudinaria protesta de vecinos de El Alto, escenario de la rebelión popular contra el gobierno de Sánchez de Lozada en 2003.

You must be logged in to post a comment Login