Policía de Montgomery sin pistas sobre crimen de empresario latino

Tres semanas después que el empresario salvadoreño Jorge Villatoro fue muerto a balazos por dos asaltantes en su negocio en Silver Spring, Maryland la policía del condado de Montgomery todavía no tiene pistas de los dos hombres supuestamente hispanos que cometieron el crimen.

Este lunes Jenny Villatoro, la hija mayor de la víctima, pidió la colaboración de la comunidad para que ayuden a resolver el caso y la muerte de su padre no quede en la impunidad.

“Por pequeña que sea la información puede ayudar a las autoridades a esclarecer el crimen para que se capture cuanto antes a los hechores. No importa el estatus migratorio de las personas, si tienen algún dato que puede servir de pista tienen que reportarlo a la policía ”, enfatizó Villatoro durante una rueda de prensa en la sede de la policía del condado de Montgomery en Rockville.

W. Gregory Wims y Galo Correa Jr., dirigentes de la entidad Victims’ Rights Foundation ofrecieron una recompensa de 5 mil dólares a la persona que ofrezca alguna pista que de con el paradero de los responsables del crimen.

El asalto a la tienda Variedades Jenny, que funcionaba en la esquina de las calles University Boulevard y Piney Branch ocurrió el 27 de mayo después de las 4 de la tarde. En ese local también se ofrecían servicios de envío de dinero a El Salvador.

“Creemos que esto fue un atentado de robo, pero por alguna razón los sujetos solo decidieron disparar. Nos comprometemos a investigar este homicidio y llevar los responsables ante la justicia”, dijo la capitana Patricia Walker, directora de la sección de Crímenes Mayores, quien recalcó que el estatus migratorio de las personas no jugará ningún papel al proporcionar cualquier dato.

Jorge Villatoro, de 50 años, además de manejar Variedades Jenny —que según su hija ya no funacionará más— también era supervisor de una compañía de construcción y dirigente del equipo de fútbol El Mogotillo, nombre que lleva esa agrupación deportiva en honor al lugar de donde era originario en el departamento de La Unión.

“No entiendo como pudieron hacer eso con una persona que era tan responsable, trabajador y que siempre estuvo pendiente de su familia para que no le faltara nada, ayudaba a la comunidad y fomentaba el deporte”, lamentó Jeremías Romero que se comunicó con la víctima los últimos tres años.

Cualquier información puede reportarse al teléfono 1-866-803-2337. La identidad del informante será confidencial.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login