Spike Lee y Clint Eastwood pierden los modales en discusión sobre racismo

LOS ANGELES (AFP) – El papel de los soldados negros durante la sangrienta batalla en la isla de Iwo Jima en 1945 despertó una verdadera ‘tercera’ guerra entre los cineastas estadounidenses Clint Eastwood y Spike Lee, quienes desde medios en Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos se han disparado artillería pesada en defensa de su visión de la historia bélica.

En el Festival de Cannes de mayo pasado Lee lanzó la primera piedra al criticar en una entrevista a Eastwood por no haber incluido a ningún soldado negro en sus últimas películas sobre la Segunda Guerra Mundial, “Flags of our Fathers” (“Banderas de nuestros padres”) y “Letters from Iwo Jima” (“Cartas desde Iwo Jima”).

Lejos de que la crítica terminara allí, Eastwood replicó en una entrevista de un medio londinense que Lee “debería cerrar la boca” y no opinar sobre películas dirigidas por otros, a lo que esta misma semana Lee contestó desde Estados Unidos: “No estamos en una plantación de algodón, Clint”.

El director de “Malcolm X” (1992) promocionaba en Francia su última cinta “Miracle at St Anna”, sobre una división estadounidense integrada por negros, que combatió en Italia en la Segunda Guerra Mundial, cuando acusó a Eastwood de presentar una visión distorsionada de la historia al omitir a los actores negros de sus dos cintas.

El cinco veces ganador de un Oscar, Clint Eastwood, “hizo dos películas sobre Iwo Jima que duran más de cuatro horas en total, y en las cuales no hay un solo actor negro en la pantalla”, dijo Lee.

“En su versión sobre Iwo Jima, los soldados negros no existen”, agregó Lee.

Eastwood se mantuvo unas semanas mudo hasta que decidió responder en un tono inusual para este cineasta de hablar pausado, en una entrevista publicada el viernes por el diario británico The Guardian, donde le propuso a Lee “cerrar la boca”.

“¿Qué quiere que haga? ¿Acaso un anuncio publicitario en pro de la igualdad de oportunidades? Yo no juego a eso, sino que hago una lectura histórica. Cuando hago una película que es un 90% de negros como ‘Bird’ (sobre el músico de jazz Charlie Parker), utilizo un 90% de negros”, se defendió Eastwood.

“¿Habrá estudiado historia alguna vez?”, se preguntó el actor y director de “Million Dollar Baby” antes de explicar porqué tuvo un reparto de actores blancos para “Flags of our Fathers”.

Aunque reconoce la presencia de tropas negras en Iwo Jima, Eastwood aclaró que “ellos no izaron la bandera”.

“La historia es ‘Flags of Our Fathers’, la famosa foto izando la bandera, y ellos no hicieron eso”, dijo. “Si hubiera hecho eso y puesto a un actor afroamericano allí, la gente hubiese dicho, ‘este tipo perdió la cabeza’. No era correcto”, apuntó Eastwood.

Lee también se tomó unos días de silencio y esta semana volvió a replicar en una entrevista en la cadena estadounidense ABC.

“Para empezar, él no es mi padre y ya no estamos en una plantación de algodón”, dijo.

“Es un gran director. Él hace sus películas y yo las mías. Un comentario así no debería ofenderte, Clint. Vamos, Clint. Suenas como un hombre viejo y enojado”, indicó.

“Si él quiere, puedo juntarle a los hombres afroamericanos que pelearon en Iwo Jima y como él, contarle a estos hombres que lo que ellos hicieron fue insignificante y no existen”, ironizó Lee.

“No estoy haciendo un montaje. Conozco la historia. Soy estudiante de historia y conozco la historia de Hollywood y sus omisiones de un millón de hombres y mujeres afroamericanos que contribuyeron en la Segunda Guerra Mundial”.

Para los historiadores, tanto Eastwood como Lee tienen razón.

La primera entrega de la película sobre Iwo Jima de Eastwood, “Flags of our Fathers”, se enfocaba primordialmente en los seis hombres que izaron la bandera en la cima del monte Suribachi en un momento que fue inmortalizado en una conocida fotografía de Joe Rosenthal.

Aunque entre 700 y 900 soldados negros participaron en la batalla de Iwo Jima, la gran mayorí

You must be logged in to post a comment Login