Aprueban plan de alcalde de Chicago para construir Museo del Niño

Chicago.- El concejo de la ciudad de Chicago aprobó el miércoles por mayoría de votos, y pese a una intensa oposición, un proyecto del alcalde Richard Daley para construir el nuevo Museo del Niño en el parque Grant.

El concejo municipal aprobó el plan con 33 votos frente a 16, en un resultado en el que imperó la fuerte influencia que ejerce el alcalde sobre la mayoría de los concejales, y que a nivel de comisiones ya tenía asegurado.

Durante la discusión del tema, los concejales a favor se desbordaron en elogios del proyecto, mientras que quienes se oponían destacaron el enorme gasto en la obra y lo inadecuado del sitio para erigirlo.

El concejal Brendan Reilly fue uno de los más severos en sus críticas al proyecto.

Reilly dijo que la aprobación de la obra, que estaría dentro de su distrito, significaba autorizar el gasto de los recursos procedentes de los impuestos ciudadanos en atender una serie de demandas que habrá en su contra.

El concejal Reilly, quien representa a los residentes aledaños al sitio de construcción del museo, reiteró su intención de “salvaguardar 170 años de historia del parque Grant”.

Aludió a la violación de una antigua orden de la Suprema Corte de Illinois que estableció que el Parque Grant debe permanecer por siempre abierto, despejado y libre.

El proyecto representa una inversión de 100 millones de dólares para la reubicación del Museo del Niño que actualmente funciona en el centro de entretenimiento Navy Pier.

La nueva construcción estaría cinco metros bajo tierra, ocupando un estacionamiento subterráneo que opera ahora en la zona.

Desde la presentación del plan, se desató una fuerte polémica por el lugar de ubicación, que el propio alcalde quiso darle un tinte de racista, al señalar que quienes se oponían a él no querían ver niños negros y latinos en esa zona.

Los argumentos de Daley se basaron en los datos que maneja el actual museo, según los cuales el 52 por ciento de sus visitantes son minorías de afroamericanos, latinos, asiáticos, nativos americanos y mestizos.

Pero los argumentos de los opositores al plan se centraron en la defensa de los niños, al destacar lo absurdo de una construcción para su diversión y entretenimiento debajo de la tierra, mal planeada y que crearía problemas de tránsito.

Más de una docena de organizaciones, particularmente de residentes y ambientalistas, se oponen a la construcción del museo en el parque porque consideran que sería la puerta para la edificación de más edificios en áreas verdes.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login