Argentina: escasez de stocks limita cumplimiento de contratos de exportación

BUENOS AIRES (AFP) – Argentina quedó al borde de incumplir las ventas externas de alimentos por la escasez de stocks en los silos del puerto de Rosario, principal polo exportador cerealero, debido al duro conflcito que enfrenta a agricultores y Gobierno, dijeron fuentes empresariales a la AFP.

“Siguen sin entrar mercancías al puerto y se están agotando los stocks de granos. Argentina no está cumpliendo algunos de los contratos de exportación pautados”, afirmó este jueves Alberto Rodríguez, director del Centro de Exportadores de Cereales.

Según Rodríguez, al menos unos 75 buques están en los alrededores del puerto de Rosario, 300 km al norte, a la espera de poder cargar.

“Cada barco parado genera pérdidas diarias en promedio de 70.000 dólares y lo que es peor, hiere la confiabilidad del país como proveedor de alimentos”, señaló Rodríguez.

Argentina exporta materias primas y manufacturas agrícolas por un valor de unos 35.000 millones de dólares, más de 50% de las ventas externas totales, y tiene capacidad para alimentar a 300 millones de personas, frente a una población local de 40 millones.

Los alimentos no arriban a los puertos debido a los bloqueos de unas 200 rutas en todo el país que llevan adelante transportistas y productores rurales, en medio de un conflicto que estalló en marzo cuando el Gobierno anunció un aumento de tributos a las exportaciones de granos, en especial la soja.

Cinco camiones diarios es el promedio de ingreso de vehículos con granos en los últimos cinco días al puerto de Rosario, frente a un promedio diario de 5.118 camiones en igual fecha el año pasado, informó la Bolsa de Comercio de esa ciudad.

Las entidades agrarias levantaron la huelga el pasado lunes, lo que debía normalizar la comercialización de granos para exportación, pero productores autoconvocados no avalaron la decisión y continúan su protesta en las rutas, a la espera de que el Gobierno dé marcha atrás con el alza impositiva.

La situación se complicó aún más por una huelga decretada por patronales del transporte, que impiden el paso de camiones con alimentos y combustibles en la rica Pampa Húmeda (región central), en protesta por los daños económicos que les genera no poder cargar cereales.

Las protestas están generando graves faltantes de combustible en las ciudades del interior del país, y empresarios del sector de alimentos anticiparon que en los próximas días sufrirán millonarias pérdidas en productos perecederos como lácteos y pollos.

You must be logged in to post a comment Login