Controversia en Parlamento Europeo por iniciativa sobre inmigración

Bruselas.- La izquierda europea promete dificultar, la próxima semana, la aprobación del Parlamento Europeo (PE) a la llamada Directiva Retorno, que armonizará la detención y expulsión de inmigrantes que residen ilegalmente en la Unión Europea.

La iniciativa fue aprobada por los ministros europeos de Justicia e Interior hace una semana, pero antes de entrar en vigor debe recibir el visto bueno de la Eurocámara, donde el conservador Partido Popular, su defensor, cuenta con la mayoría de los escaños (288).

Pero, el Partido Socialista, segunda mayor formación en el PE (216 escaños), anunció este martes que votará a favor de incluir una serie de enmiendas al proyecto, con la intención de “acercarlo a la legislación española”.

El grupo socialista considera la legislación española como una de las más “garantistas” para la inmigración ilegal.

Quiere restringir el periodo máximo de detención de un ilegal a tres meses, ampliable otros tres en casos excepcionales, frente al máximo de 18 meses previsto en el texto actual.

También tratará de pasar una enmienda que daría más garantías a los menores sin compañía, que pueden ser mantenidos en centros de reclusión y repatriados según el texto actual.

Los socialistas no han anticipado cuál será su posición en el caso de que sus propuestas no sean aceptadas.

“Dejemos que se debata hasta el final”, dijo el socialista español Javier Moreno antes de afirmar que, a pesar de las observaciones, su partido sí quiere una directiva común en esa área.

Por su parte, la Izquierda Unitaria Europea informó en rueda de prensa que tratará de impedir la aprobación de la Directiva Retorno.

“Rechazamos la esencia de la directiva, que va contra los principios de la Carta de los Derechos Fundamentales Humanos. Es un mensaje extremamente violento que se quiere pasar a los candidatos a la inmigración hacia la UE”, dijo el presidente del partido, Francis Wurtz.

A pesar de contar con apenas 41 escaños en la Eurocámara, el grupo confía en conseguir el apoyo de los 43 diputados del Partido Verde y de gran parte de los 99 diputados de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (Alde).

Además, Izquierda Unida acredita en la adhesión de los socialistas a la oposición en el caso de la no aprobación de sus enmiendas.

“Eso suma casi la mitad del PE que se opone a la directiva. La campaña de las ONG’s e instituciones de la sociedad civil empieza a coger sus frutos”, afirmó el italiano Giusto Catania, vicepresidente del comité de Justicia, Interior y Libertades Civiles del PE.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login