Educación es arma contra trabajo infantil: OIT

París.- La Organización Internacional de Trabajo (OIT) pidió el jueves a la comunidad internacional proporcionar a todos los niños del mundo educación básica para luchar con el trabajo infantil, que afecta a más de 165 millones de pequeños.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la OIT destacó que una formación educativa es un derecho fundamental para el desarrollo de los niños, al menos hasta alcanzar la edad suficiente para laborar.

En una declaración, el organismo de las Naciones Unidas (ONU) pidió a los gobiernos hacer efectivo el lema para las conmemoraciones de este año: “La educación, la respuesta acertada al trabajo infantil”, con nuevas políticas educativas y más recursos públicos.

Destacó que una educación de calidad y una formación de calificación con recursos adecuados promoverá la sensibilización sobre la necesidad de luchar contra el trabajo infantil, que es el principal obstáculo para el desarrollo educativo de millones de niños.

La OIT estimó que al rededor de 165 millones de niños, entre los cinco y los 14 años de edad, son víctimas del trabajo infantil, con largas jornadas y condiciones peligrosas, que no sólo ponen en riesgo su desarrollo físico y psicológico, si no su vida.

“El trabajo infantil está estrechamente vinculado a la pobreza. Una familia pobre no puede tener los medios de pagar las cuotas escolares u otros gastos inherentes a la educación”, destacó la declaración de la OIT, difundida en su página en internet.

El organismo con sede en Ginebra, Suiza, subrayó que hoy más que nunca, los niños necesitan de una educación y formación de calidad si desean adquirir las calificaciones necesarias para tener éxito en la vida y hacer frente a los cambios del mercado laboral.

En muchos países, agregó, las escuelas a las cuales tienen acceso las familias pobres no disponen de los recursos suficientes y no están adaptadas a sus necesidades, ya que sus instalaciones son limitadas, sus clases sobrepobladas o carecen de profesores.

La OIT recordó llevar educación básica a los niños es una de las metas que se fijaron en la Cumbre del Milenio de la ONU, en la que comunidad internacional se comprometió a garantizar que todos los menores, sin distinción de sexo, educación primaria para 2015.

“Estas metas sólo podrán alcanzarse si se resuelven los factores que generan el trabajo infantil y que impiden que las familias pobres envíen a sus hijos a la escuela”, reiteró.

Entre las medidas que la OIT consideró necesarias para hacer frente al trabajo infantil destacan que al menos los estudios a nivel primaria sean gratuitos, públicos y obligatorios, y segurar que los niños tengan acceso a una escuela y aprendizaje seguro y de calidad.

Además de reducir la pobreza, eliminar los obstáculos para que las niñas tengan acceso a una escuela, asegurar profesores de calidad y reforzar las leyes contra el trabajo infantil, crear trabajos decentes para los adultos y promover los derechos humanos.

“El derecho a una educación ocupa una posición central entre los derechos humanos, ya que es esencial para el desarrollo y el ejercicio de los otros derechos humanos y constituye el principal medio para salir de la pobreza”, destacó.

La OIT también pidió al mundo ampliar las inversiones en el todos los niveles sector educativo, a sabiendas de que será ampliamente renumerable no sólo económicamente, sino social, para la competitividad y el desarrollo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login