Henry, el mesías esperado en Francia

BERNA (AFP) – Ausente ante Rumania, constantando desde el banco de suplentes la impotencia ofensiva francesa, Thierry Henry es esperado como el salvador de Francia ante Holanda, el viernes, cuando tenga la misión de despertar un ataque amorfo y relanzar a los ‘Bleus’ en la Eurocopa-2008.

Nadie duda de que el punta del FC Barcelona debe saborear particularmente las nuevas solicitudes que tiene desde el pobre empate 0-0 ante Rumania.

Silbado hace poco más de una semana en el Stade de France en el último partido preparatorio de Francia, ante Colombia (1-0), Henry hoy es percibido como el gran salvador de Raymond Domenech.

Con la corta experiencia de Benzema, los Bleus están obligados una vez más a poner todas las fichas en la eficacia de ‘Titi’, máximo artillero de la historia de la ‘Tricolor’ (44 goles).

El torneo va por fin a comenzar para Henry, que pasó una primera semana frustrante de la competición, entre curaciones de su contractura de muslo y una exhibición que le dio a su técnico ante un combinado de juveniles locales.

En efecto, en 45 minutos disputados contra los chicos de Neuchâtel y de Friburgo ratificaron en los ojos de Domenech la potencia de su bombardero: cuatro asistencias y un gol.

Desde ahí, la penitencia a Titi ha acabado.

Con su N.12 fetiche, los Bleus saben en todo caso que vuelve su estrella, después de observar como los jovenes no supieron aprovechar la oportunidad de oro que les dieron para suplantar a Henry, con Benzema a la cabeza.

Nada fue simple para el ex Arsenal esta temporada, relegado a la banda izquierda en el Camp Nou del Barça, donde tuvo que acomodar sus estadísticas famélicas (19 goles entre todas las competiciones con la casaca Blaugrana).

El ‘Rey Henry’, quien llama la atención por su particular forma de celebrar los goles, todavía no tiene sucesor en Francia. Entre sus tres alternativa en el frente de ataque, nadie logra hacerlo mejor que él cuando está ausente.

Benzema, demasiado timorato ante Rumania, casi no tiene experiencia y se nota. Anelka jamás se impuso como artillero, más allá de su importante actividad en punta, mientras que la convocatoria de Gomis parece haber sido un error de ‘casting’.

Por todo ellos, el regreso de Henry debería coincidir con el pasaje a una organización con un solo punta, sistema que dio buenos frutos en el Mundial-2006.

Con Franck Ribéry haciendo de Zidane, justo detrás de él, Henry será el único hombre de punta frente a una defensa holandesa que tuvo poder de contención contra el italiano Luca Toni, un bombardero genial, pero que no tiene la clase de ‘Titi’.

You must be logged in to post a comment Login