Intenta Cuba erradicar a pepenadores de basura

La Habana.- Autoridades cubanas aplicaron sanciones a 355 personas que recolectaban desechos sólidos de los contenedores públicos de basura como medio de supervivencia económica, una actividad que es considerada ilegal en esta nación.

De los llamados “buzos” sancionados, casi 60 de ellos fueron declarados “multirreincidentes” y enfrentarán juicios bajo los términos del Código Penal, informó este martes la prensa local en un reporte que no incluyó datos sobre las penas que podrían enfrentar.

El diario Granma responsabilizó a las empresas recuperadoras de materia prima y otras -que deben entregar productos reciclables al Estado- de la proliferación de estos emprendedores que “contribuyen a ensuciar las calles y avenidas de la ciudad”.

La nota indicó que 290 “buzos” fueron multados, 20 presentados a la comunidad donde residen para recibir reprimendas públicas, 45 deportados a sus provincias de origen y 11 reincidentes condenados a trabajo correccional sin internamiento.

El gobierno de esta capital consideró que esos ciudadanos han convertido en un modo de vida la búsqueda de material en vertederos, contenedores de basura y en la vía pública de alimentos, botellas, plásticos, metales y otros objetos para comercializarlos.

“Sin tener en cuenta que podrían ser portadores de epidemias y una fuente de delitos o ilegalidades, según establece el Código Penal”, agregó al omitir referirse a las empresas comunales que permiten la acumulación de basura en la vía pública.

Guillermo Pérez Barroso, funcionario del Consejo de Administración en Ciudad de La Habana, destacó el apoyo de los Comités de Defensa de la Revolución en la batalla contra las indisciplinas sociales, imputación que también se les hace los que hurgan en la basura.

Los pepenadores proliferaron en los últimos años en esta capital y algunas ciudades del país a raíz de la crisis económica de la cual Cuba todavía no se recupera y como un medio de eludir ofertas de trabajo estatal que consideran insatisfactorias y poco lucrativas.

Rolando Martínez, quien lleva “buceando” más de un año, declaró a Notimex que en una semana él gana el doble y a veces hasta más que cuando, siendo carpintero, laboraba en una empresa constructora de pupitres y mesas para las escuelas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login