La economía marcó el segundo día de visita de presidente mexicano España

MADRID (AFP) – La economía centró este jueves las actividades del presidente mexicano, Felipe Calderón, en el segundo día de su visita de Estado a España, en el que se reunió con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

El Plan de Infraestructuras que quiere llevar adelante Calderón, junto a la reforma energética, fueron dos de los principales puntos que este expuso por la mañana a los empresarios españoles y posteriormente a Zapatero.

“Con el programa nacional de infraestructuras se invertirá en México 50.000 millones de dólares por año durante los próximos cinco años”, afirmó Calderón en la inauguración de un encuentro hispano-mexicano de empresarios.

Esa cantidad está destinada principalmente a sectores interesantes para los empresarios españoles, cuyas principales inversiones en México se concentran en producción y distribución de energía, banca, inmobiliaria, transportes terrestres e industria de la construcción y maquinaria.

Así mismo, el presidente mexicano expuso a los empresarios españoles, y a Zapatero, su iniciativa, actualmente en debate, para permitir la entrada de capital privado en la petrolera estatal Pemex.

La propuesta “permitiría a Pemex elevar la producción de petróleo y de gas, permitiría aumentar las reservas probadas de petróleo que garanticen, no los nueve años más de producción de petróleo, sino por lo menos cuatro décadas más, permitiría reducir la importación de gasolina y producir toda la gasolina que necesita México”, dijo.

Esta idea fue calificada de “apuesta interesante” por Zapatero, quien consideró que “tiene un interés evidente”. “Nosotros, en ese sentido, estamos dispuestos a la colaboración”, agregó.

Zapatero recordó que las empresas españolas están satisfechas en México y tienen intención de “incrementar su inversión” en ese país.

“Durante los últimos siete años, la inversión acumulada española en México superó los 24.000 millones de euros, lo que supone más del 42% de la inversión europea total”, según el presidente del Consejo Superior de Cámaras de Comercio españolas, Javier Gómez-Navarro.

El presidente mexicano, que antes de reunirse con empresarios hizo un pequeño homenaje ante el monumento al soldado desconocido en Madrid, quiso tranquilizar a los empresarios preocupados por la seguridad jurídica y ciudadana en México.

México lleva “una lucha frontal por la seguridad pública, por el Estado de derecho y en contra de la delincuencia organizada porque nuestro propósito es que México sea claramente a la vista del mundo, y de los mexicanos en primer lugar, un país de leyes, un país de franca seguridad jurídica”, afirmó.

Zapatero elogió su “lucha contra el crimen organizado” y le ofreció la colaboración española al respecto.

Ambos mandatarios, destacaron la firma de un acuerdo por el cual España recibirá a trabajadores calificados de México y pusieron de relieve la buena sintonía entre ambos países para afrontar problemas como los desafíos energéticos y el cambio climático.

El presidente mexicano, que el viernes tiene previsto seguir reuniéndose con empresarios, debía acudir en la tarde del jueves al ayuntamiento de Madrid, donde el alcalde, Alberto Ruíz Gallardón, le entregará las llaves de la ciudad.

Calderón también debe ofrecer una recepción a los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, en el palacio de El Pardo, habitual residencia de los jefes de Estado de visita en Madrid.

En la tarde del viernes está previsto que viaje a Zaragoza (Aragón, norte), donde por la noche debe inaugurar la Exposición sobre el Agua que se celebrará en la ciudad hasta el próximo 14 de septiembre.

You must be logged in to post a comment Login