La policía escucha y responde quejas de la comunidad

Los reclamos de empresarios y residentes de los barrios de Langley Park y Long Branch para que la policía ofrezca servicios más efectivos, abundaron durante un foro comunitario el miércoles en la escuela Eastern Middle de Silver Spring.

“Se tardan hasta una hora para responder una llamada de emergencia y otro tiempo igual para hacerse presente, pero cuando llegan lo hacen de una forma tan escandalosa que los responsables de algún crimen se retiran antes y todo queda en nada”, señaló Lucía Guzmán quien reside en el área.

Otras quejas denunciaron la constante presencia de venta de drogas y prostitución, particularmente en el sector de Langley Park, sin que las autoridades puedan hacer nada para evitarlo.

“Hemos hecho muy trabajo pero todavía nos queda mucho por hacer”, dijo el jefe de la Policía de Prince George’s, Melvin High.

Pero hubo una madre que denunció la falta de sensibilidad de las autoridades, después que su esposo fue detenido mientras viajaba como pasajero en un auto.

“Sin darle la oportunidad de tener un representante legal fue entregado a las autoridades migratorias y al poco tiempo deportado a El Salvador. Ahora yo sola he quedado a cargo de mis cuatro hijos”, testificó Yesenia Turcios residente de Prince George’s.

A pesar de que las más de cien personas que asistieron al foro esperaban más compromiso por parte de las autoridades debido al auge de violencia en sus vecindarios, lo que recibieron fue una confirmación de lo que ya han dicho en otras ocasiones.

“Quiero enfatizar que la Policía de Prince George’s no hace las funciones de agentes de inmigración”, dijo Mark Spencer inspector general de la policía de ese condado.

También el jefe del Distrito 3 de la Policía de Montgomery, Donald Johnson negó que en esa dependencia exista tal relación con el gobierno federal.

“No tenemos el tiempo ni el deseo de hacer las veces de agentes migratorios”, remarcó Johnson durante el evento auspiciado por Casa de Maryland.

Según una encuesta que realizó CASA de Maryland en más de 400 hogares, las principales preocupaciones de la comunidad sobre seguridad en ésta área multi-jurisdiccional son tráfico de drogas, pandillas, prostitución y alcoholismo. Esta es una zona residencial donde el costo de vida se ha disparado.

“Nuestros vecindarios están bajo la administración de dos condados, y esto hace que el tema jurisdiccional sea confuso a la hora de la intervención policial”, dijo Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA de Maryland.

Langley Park y Long Branch están en los límites de Takoma Park y Silver Spring en el condado de Montgomey y en Hyattsville en Prince George’s.

Las muertes por homicidio entre los latinos de Prince George’s ha aumentado en el último año. Apenas la semana pasada ocurrió un homicidio en los apartamentos Foxhall que involucra a la policía.

Datos de interés
Casi el 50 por ciento de los residentes en Long Branch son latinos, comparado con el 11.5 por ciento en todo el condado de Montgomery.

En Langley Park, la población hispana es de 80 por ciento y 7 por ciento en todo el condado mientras que en todo Maryland es de solo 4,3 por ciento.

La población nacida en el exterior en Long Branch es de 60 por ciento en comparación con el 26.7 por ciento de Montgomery, mientras que en Langley Park es del 72 por ciento comparado con el 13.8 por ciento en Prince George’s.

El ingreso per-capita en Long Branch es de $14,524 en comparación con $35,684 en el condado; y en Langley Park es de $11,300 al año en oposición de $23,360 en el condado de Prince George’s.

Fuente Casa de Maryland

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login