Medidas económicas de Chávez son recibidas con escepticismo

CARACAS (AFP) – Las esperadas medidas económicas del presidente Hugo Chávez, anunciadas el miércoles, fueron recibidas con escepticismo en ámbitos empresariales y financieros de Venezuela que las consideran una ratificación del modelo socialista con énfasis en el gasto público y la producción estatal.

Ante emblemáticos empresarios y representantes de los sectores productivos, Chávez planteó formar una “alianza estratégica nacional” e impulsar un plan de reactivación económica con algunas tibias medidas contra la inflación.

“Se trata de un acto protocolar, no hubo anuncios sustantivos, el más importante es la eliminación del impuesto a las transacciones financieras” de 1,5% vigente desde noviembre pasado, dijo a la AFP José Guerra, economista y ex director de Estudios Económicos del Banco Central.

Aparte de esa medida y de la promesa de no aplicar ningún otro impuesto, los analistas coinciden en la ausencia de medidas de peso contra la inflación, verdadero ‘talón de Aquiles’ de la economía, que en 2007 llegó a 22,5%, la más alta de Latinoamérica, y acumula 12,4% en los primeros cinco meses de 2008.

Chávez también ofreció crear un fondo de 1.000 millones de dólares, apoyado en los extraordinarios ingresos petroleros, para proyectos de las áreas estratégicas, especialmente alimentos, agroindustria y manufacturas.

El mandatario flexibilizó los trámites para la asignación de divisas a las solicitudes de hasta 50.000 dólares, en el marco del control de cambio vigente desde 2003.

“Los fondos creados no son estímulos importantes a la producción industrial, son irrelevantes porque ya existen fondos, y sigue igual el control de precios (1 dólar= Bs 2,15)”, consideró Guerra.

A pesar de que la presencia de los emblemáticos empresarios como Oswaldo Cisneros, Lorenzo Mendoza, del grupo privado de alimentación Polar, Juan Carlos Escote, del Banco Banesco “la reunión ocurre en el ámbito protocolar, es un ritual del poder que al final no llega a nada”, consideró Guerra.

La anterior reunión de este tipo databa de 2005, cuando el gobierno firmó acuerdos con el principal gremio empresarial Fedecámaras.

Al mismo tiempo que anunció que flexibilizaba la política impositiva y el acceso a las divisas, el mandatario ratificó que no habrá reducción del expansivo gasto público.

Chávez reafirmó que la “repolitización” de la economía se hará “por la izquierda, para recolocar al Estado en el lugar que debe estar. No negamos al mercado, sino que rechazamos absolutamente el libre mercado (…) De este rumbo (socialista) no nos apartará nada ni nadie”, proclamó.

Chávez anunció además que el Producto Interno Bruto (PIB) debería cerrar el año 2008 con un avance entre 5% y 6%.

“Ese anuncio tiene mayor impacto en un país como Venezuela, porque a través del presupuesto estatal se inyectan a la economía los elevados ingresos de la industria petrolera”, dijo a la AFP Pedro Palma, directivo de la empresa de análisis financiera Metroeconómica.

El presidente anunció que Venezuela estima registrar un ingreso petrolero de 75.000 millones de dólares este año.

Se trata de un conjunto de medias relativamente aisladas, pero algunas van a tener sus efectos, como eliminar el impuesto a las transacciones financieras que “ejercerá una baja puntual en la inflación”, consideró Palma.

En cambio, “el efecto monetario del gasto público es muy directo porque se incrementa de inmediato la oferta monetaria y la ausencia de disciplina fiscal lleva un efecto inflacionario en Venezuela inmediato”, explicó el experto.

Según Palma, “no hay ambiente propicio para la inversión privada” ya que “las amenazas permanentes a las empresas y controles de precios crean un clima muy poco favorable a la inversión”, puntualizó.

You must be logged in to post a comment Login