Perdió informes sobre Al Qaeda y se quedó sin trabajo

Londres.- El gobierno británico suspendió el jueves a un funcionario que extravió en un tren documentos altamente secretos sobre la red Al Qaeda e Irak, que pudieron poner en riesgo la seguridad de nacional.

La suspensión del funcionario, cuya identidad no fue revelada, fue confirmada está tarde por un el gobierno del primer ministro Gordon Brown, quien consideró el incidente muy serio, según un reporte de la cadena informativa británica BBC.

“El funcionario centro de esta investigación por la pérdida de unos documentos ha sido suspendido de sus funciones”, indicó un portavoz del gobierno.

El suspendido trabaja para la unidad de seguridad e inteligencia de la Oficina de Gobierno en la elaboración de análisis sobre seguridad, por lo que podría sacar se su oficina cualquier documento oficial, bajo su responsabilidad.

Los documentos fueron abandonados el martes por el funcionario en el asiento de un tren que viajaba de la estación de Waterloo, en el centro de Londres, a la sureña región de Surrey, y encontrados por un pasajero, quien tras descubrir su contenido los entregó a la BBC.

Las autoridades británicas iniciaron un investigación sobre lo sucedido y determinar si el funcionario no los abandonó de manera deliberada y quien o quienes además del ciudadano que encontró los documentos se enteraron sobre su contenido.

En habitual su conferencia de prensa semanal en Downing Street, Brown dijo que se investigará a fondo lo sucedido y de tomarán serias medidas, ya que un error de esta magnitud de las inteligencia británica no puede ser perdonada.

“Tendremos que remontarnos hasta donde han ido los documentos, si han estado en otra aparte antes de llegar a la sede de la BBC”, destacó el primer ministro británico.

El gobierno británico teme que la información secreta contenida en los texto sea entregada a terroristas o que copias de los mismos comiencen a difundirse en internet como un juego, poniendo en riesgo la seguridad del país.

Los documentos, clasificados “top secret”, contienen en siete páginas información detallada de los servicios de inteligencia británicos sobre Al Qaeda, principalmente de sus puntos vulnerables, y de la misión de las fuerzas de Reino Unido en Irak.

Los textos estaban dentro de un sobre de color naranja, rotulado con la leyenda: “Uk Top Secret” y cada una de las páginas la advertencia de que sólo pueden ser leídas las autoridades de Estados Unidos, Australia y Canadá.

De acuerdo con el reporte de la BBC, que decidió hacer público el incidente, los documentos incluyen una evaluación de la situación de seguridad en Irak, encargada por el Ministerio de Defensa, y el perfil actual de Al Qaeda, solicitado por la cancillería.

El caso ocurre a sólo unos meses de que el gobierno de reino Unido admitió la pérdida de un disquete enviado por correo con los nombres y números de cuentas bancarias de millones de personas que reciben el subsidio infantil.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login