Afirma Laveaga que el arte de gobernar sólo lo dominan unos pocos.

Querétaro, 13 Jun (Notimex).- El arte de gobernar exige un gran
talento y sensibilidad, que sólo lo dominan unos pocos en el mundo,
aseguró hoy aquí el escritor Gerardo Laveaga, autor del libro
“Hombres de Gobierno”.

Entrevistado luego de su participación en el taller de
capacitación para libreros, que se llevó a cabo en la Galería
Libertad, de esta ciudad, descartó que la democracia sea la panacea
del bueno gobierno, sino sólo un sistema de elección que permite
opinar a todos.

Recordó que el ex primer ministro británico Winston Churchill
decía: “la democracia es la menos mala de las formas de gobierno”,
pero estableció que aunque esa figura garantiza que todo el mundo
participa en la toma de decisiones de la administración pública, en
algunos casos sólo lo hacen unos cuántos grupos de poder.

Respecto a la democracia en los países en vías de desarrollo,
consideró que ahí es donde más se percibe que tres o cuatro grupos de
poder se reparten la economía y, en consecuencia, se propicia la
existencia de los monopolios.

Al respecto, indicó que personajes como Theodore Roosevelt, en
Estados Unidos, y el cardenal Richelieu, en Francia, pasaron a la
historia como buenos gobernantes porque combatieron los monopolios,
luego de que notaron que los países no iban a progresar mientras unos
cuantos grupos tuvieran el poder económico y político.

Respecto a su libro, el también director del Instituto Nacional
de Ciencias Penales (Inacipe) dijo que el deseo de mostrar a los
grandes artistas de la política fue la motivación que tuvo para
escribirlo.

En el texto, el autor aborda la vida y obra política de
personajes como Winston Churchill, el conde de Cavour, Robert
Walpole, Otto von Bismarck y otros, con el propósito de que se
conozca su gestión gubernamental en sus respectivos países.

Aclaró que en su libro no incluye gobernantes mexicanos ni
mujeres, porque dedicará un tomo completo a cada sector.

La actividad más fascinante a la que puede dedicarse un ser
humano es a gobernar, aunque cuando se gobierna mal es desastroso,
porque se afecta la vida de millones de seres humanos, pero cuando se
hace bien la comunidad presente y futura lo reconoce, afirmó Laveaga.

Al respecto, ejemplificó que un país como la India no se explica
sin un hombre como Akbar, el campeón del multiculturalismo; la Italia
unificada se le debe a Cavour; la interlocución entre un parlamento y
un rey se le debe a Walpole; Solón fue el inventor de la democracia,
y Bismarck el introductor de la seguridad social.

Al referir que un periodista trabaja con palabras, un músico con
notas, un pintor con colores y un escultor con texturas, un
gobernante lo hace con elementos más difíciles como odio y ambición,
por lo que gobernar es un arte completo y hacerlo en grande exige un
gran talento.

Consultado sobre si en la actualmente hay algún mandatario en el
mundo que pudiera haber ocupado una página en su libro, el autor dijo
que “por eso puse puros gobernantes muertos”.

El taller de capacitación para libreros fue coordinado por la
Editorial Alfaguara, en colaboración con el Instituto Queretano de la
Cultura y las Artes.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login