México pide a Estados Unidos corresponsabilidad en lucha al narcotráfico

MADRID (AFP) – El presidente mexicano, Felipe Calderón, celebró este viernes que Estados Unidos haya eliminado sus condiciones al plan Mérida de lucha contra el narcotráfico en su país y subrayó que México no está “pidiendo ayuda, sino corresponsabilidad”.

“No estamos pidiendo una ayuda o una caridad, estamos exigiendo una corresponsabilidad”, afirmó Calderón durante un almuerzo informativo en Madrid con representantes del mundo de la política y la economía.

“Si México sufre el embate del narcotráfico es porque allí (en Estados Unidos) está el mayor mercado del mundo”, afirmó el mandatario mexicano, señalando que su país negoció “con Estados Unidos desde una posición de dignidad”.

“Queremos que Estados Unidos haga su trabajo”, añadió Calderón, al recordar también el inmenso tráfico de armas que se da a través de la frontera con el vecino del norte.

Según Calderón, en lo que va de año, la policía mexicana se incautó de 17.000 armas de todo tipo.

Simplemente se trata de “aplicar el principio de corresponsabilidad” en la lucha contra el crimen organizado, recalcó.

El Congreso estadounidense aprobó una ayuda de 350 millones de dólares para apoyar la lucha contra el narcotráfico en México, tras revisar una primera Iniciativa Mérida que ponía como condición una fiscalización de la policía mexicana en materia de derechos humanos.

Esta condición había sido tajantemente rechazada por México, que la consideró un violación de la soberanía nacional.

El mandatario mexicano recordó en Madrid que en su momento dijo que “si los Estados Unidos establecían unas condiciones inaceptables, México no iba a aceptar y podrían quedarse con su ayuda”.

La política de seguridad de su gobierno, junto a la economía, ha sido uno de los principales puntos de la visita de Estado a España de Calderón, que este viernes fue recibido a la entrada del hotel donde tuvo lugar la comida por un grupo de mujeres que protestaban contra los feminicidios ocurridos en México.

Calderón explicó este viernes a su auditorio, como ya hiciera el jueves en una reunión con el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, la estrategia desarrollada en el combate contra el crimen organizado en el país y a nivel global en colaboración con otros países, entre ellos España.

“Seguiremos colaborando no solo con España sino con todo el mundo en el combate al terrorismo”, dijo el mandatario mexicano, quien desgranó medidas como la reforma de la policía federal y el uso conjunto de policía y militares para llevar a cabo “operativos de gran envergadura”.

Esto “ha permitido recuperar para la autoridad del Estado espacios que estaban en manos de delincuentes”, añadió.

“Estamos aplicando una estrategia integral para construir un México seguro”, sentenció Calderón, quien antes de acudir al almuerzo fue despedido oficialmente por los reyes, Don Juan Carlos y Doña Sofía, en una pequeña ceremonia en el Palacio de El Pardo, residencia oficial de los jefes de Estado en visita oficial en España.

La despedida fue un simple acto protocolario, puesto que los Reyes y Calderón, tenían previsto volver a verse en la tarde del viernes, junto a Zapatero, en la inauguración de la Exposición Internacional de Zaragoza (Aragón, norte), que el sábado celebrará el día de México.

Ese mismo día, Calderón viajará a Barcelona (Cataluña, noreste), donde finalizará su segunda visita a España desde que es presidente de México.

You must be logged in to post a comment Login