Ejército salvadoreño se declara “listo” para primera misión de paz en Líbano

BASE AEREA DE ILOPANGO, El Salvador (AFP) – En un animado ambiente y con la mirada puesta en Líbano, el ejército salvadoreño inició este sábado en la base aérea de Ilopango, los preparativos para cumplir la primera misión de cascos azules bajo la coordinación de España.

“Estamos listos para participar en la misión de Naciones Unidas en un país lejano (Líbano)”, declaró a la prensa el ministro de la Defensa, general Jorge Alberto Molina, durante una reunión con los 52 miembros del batallón en el Comando de Fuerzas Especiales en la base aérea de Ilopango, 9 km al este de San Salvador.

Tras destacar la “importancia” del mantenimiento de la paz en la región sur de Líbano, Molina se declaró confiado “del valor” de sus efectivos que brindarán “una cuota de cooperación” para la estabilidad de Medio Oriente bajo la égida de la Fuerza Interina de ONU en Líbano (FINUL).

El Congreso de 84 escaños aprobó el jueves por 81 votos el envío del contingente, luego de que en diciembre la ONU certificara al ejército salvadoreño para integrar misiones de mantenimiento de la paz en el mundo.

El batallón, conformado por 52 efectivos militares, será comandado por el coronel José Mario Blanco, de 42 años y con 22 en la institución castrense.

Blanco comentó que, además de dominar el inglés, los efectivos recibieron durante un año un “adiestramiento estandarizado” que contó con 17 módulos y que concluirá con el entrenamiento de dos meses que recibirán a partir de la próxima semana en Zaragoza, España.

Según el ministro de Defensa, en los ocho meses en Líbano, la misión de cada soldado será demostrar que “el salvadoreño es humanitario, noble y solidario”.

Luciendo su casco azul con la siglas de la FINUL, el subsargento José Francisco Miranda (33) reconoció que toda misión militar “tiene peligros”, pero confió en “poder regresar con bien” al país a reencontrarse con su esposa y sus dos pequeñas hijas.

En tanto, el teniente José Sorto (29), quien ya participó en un batallón que estuvo seis meses en Irak y que comandará en Líbano la sección de infantería, dijo sentirse “honrado” de pober colaborar con la misión de paz.

El martes los efectivos militares recibirán del presidente salvadoreño Elías Antonio Saca la bandera azul y blanco del país y, el miércoles, un primer grupo viajará a Zaragoza para el entrenamiento adicional.

El ministro Molina recordó que la relación del ejército salvadoreño con el de España comenzó en 2003, cuando los efectivos de este país centroamericano formaron parte de la brigada “Plus Ultra” que estuvo en la ciudad iraquí de Nayaf bajo mando español.

España tiene desplegados en Líbano un máximo de 1.100 efectivos.

La FINUL, que cuenta con 13.000 soldados, fue creada en 1978 para garantizar la seguridad en el sur de Líbano. En 2006 fue reforzada considerablemente tras los enfrentamientos entre Israel y la milicia chiíta libanesa Hezbolá.

You must be logged in to post a comment Login