Medidas para enfrentar alzas de precios generan visiones divergentes

San José, 14 Jun (Notimex).- Ante la persistente alza de los
precios internacionales del petróleo, el gobierno de Costa Rica frenó
un inminente aumento en el precio del diesel ?que habría sido el
séptimo este año- y eliminó el impuesto a ese combustible.

La administración del presidente Oscar Arias tiene la esperanza
de que el mercado internacional del petróleo sea regido por la lógica
y que esa materia prima no sea objeto de especulación.

Sin embargo, sectores de la oposición consideran que esas
medidas, anunciadas como iniciales, son un acierto pero
insuficientes.

El gobierno de Costa Rica es renuente además, por razones
ideológicas, a sumare a una iniciativa venezolana que propone la
unidad de los países latinoamericanos para enfrentar la situación.

“Estamos tomando las medidas cuando consideramos que hay que
tomarlas, y los hacemos con toda responsabilidad”, aseguró el
ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias, al anunciar la negativa a
aumentar el precio del diesel, tres días después de un alza de
tarifas.

La noche del 12 de junio, el gobierno anuló un aumento al precio
del diesel ?que sería solicitado un día después- y eliminó el
impuesto a este combustible, que fue redistribuido mediante cobros a
otras gasolinas.

Las medidas, adoptadas durante una reunión gubernamental de alto
nivel de unas cuatro horas de duración, apuntan a hacer frente a la
tendencia ascendente que presentan los precios internacionales del
petróleo, dijo Arias.

El gobierno proyecta además reactivar el suspendido ferrocarril
de carga y la restricción al tránsito vehicular pesado por sectores
capitalinos, entre otras acciones.

Arias expresó la esperanza de que el mercado petrolero
internacional sea regido por la lógica y que no ocurra especulación
en materia de precios.

Pero en opinión del sindicalista Albino Vargas, la crítica
situación en Costa Rica requiere medidas integrales, que abarquen la
totalidad del problema.

Por ello, si bien “son importantes, son oportunas” las medidas
anunciadas por el gobierno, resultan “completamente insuficientes”,
pues “no van a abarcar la gravedad del problema en toda su
dimensión”, aseguró el dirigente opositor.

Vargas planteó que “bajarle el impuesto al diesel es importante,
y estamos contentos con eso, pero habría que ver qué va a pasar al
trasladárselo a otros tipos de combustibles”.

Además, “el gobierno sigue cargado de prejuicios ideológicos
irracionales, porque en estos momentos es oportuno de Costa Rica pida
su ingreso a Petrocaribe, al consorcio intergubernamental promovido
por el gobierno de Venezuela”, expresó el sindicalista.

A Petrocaribe “están sumados ya varios países latinoamericanos
cuyo gobiernos tienen una posición ideológica distinta al gobierno de
Venezuela”, agregó.

“Todos (los socios), en aras del pragmatismo y el bien común,
ven en Petrocaribe una iniciativa de defenderse colectivamente ante
el control, de las transnacionales, del mercado del petróleo”,
subrayó Vargas.

Asimismo, recomendó “hacer una revisión estructural de la carga
impositiva integral que pesa sobre los combustibles, y buscar
alternativas de reponer esos ingresos fiscales, pero por el lado de
renta, por el lado de los que más tienen”.

Con algo más de 4.3 millones de habitantes y un parque vehicular
superior a 1.3 millones de unidades, esta nación centroamericana
depende de la importación para cubrir la totalidad de su necesidad de
hidrocarburos.

La factura petrolera de Costa Rica se duplicó, en el período
2003-2007, al pasar de casi 525 millones a más de mil 400 millones de
dólares los fondos destinados a adquirir los aproximadamente 19 mil
barriles de crudo que este país diariamente necesita.

Luego de haberse estimado oficialmente que para este año
llegaría a aproximadamente dos mil 340 millones de dólares, la
proyección gubernamental más reciente la ubica en potenciales dos mil
860 millones.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login