Relatan dificultad de desempeñar papel de padre y madre a la vez

.

Ciudad Victoria, 14 Jun (Notimex).- Después de que hace tres
años “el mundo se le viniera encima”, Marco Tulio Márquez Mallozi,
padre de dos hijas, tiene ánimos para bromear. “La verdad, si usara
faldas, las cosas no hubieran sido tan difíciles para mí, ni para mis
niñas”, dice.

Márquez Mallozi tiene 38 años y es padre y madre desde que su
esposa murió en un accidente y le dejó dos hijas pequeñas, en una
situación crítica, pues apenas empezaban a reunir un patrimonio.

“Me di cuenta entonces que la vida es muy difícil para las
mujeres, pero es increíblemente dura para los hombres que, como yo,
no estamos preparados para criar una familia, para desempeñar el
papel de padre y madre a la vez”, asegura.

Viudo, con un trabajo estable que le ha permitido sortear esta
situación con sus dos hijas, Karen y Jazmín, confiesa que jamás lo
hubiera logrado sin la ayuda de su madre y de una hermana, que
hicieron lo posible para que las pequeñas no resintieran la pérdida.

Indica que “la verdad, sin la ayuda de mi familia, no sé qué
hubiera pasado conmigo y con mis hijas, que dependíamos mucho de mi
esposa Magdalena, yo no sabía qué hacer, y si no ha sido por el amor
que les tengo a mis hijas me hubiera dado un tiro”, admite.

Ahora le apena haber abrigado esa posibilidad, porque sus hijas
lo tienen como un amoroso padre y hasta lo castigan con misterios
que, dice, le gustan mucho.

“Desde hace unos cuatro días me tienen castigado y me amenazan
con que si no llegó temprano a la casa, o si no las llevo a tal o
cual lugar, no habrá para mí regalo del Día del Padre”, explica.

Agrega que “y que no se me ocurra voltear a ver a una muchacha,
porque se me echan encima y rápido van con el chisme con su abuela y
con su tía”.

Relata que después del accidente, cuando se vio en tan crítica
situación, reparó en el hecho de que no hay programas, instituciones
o leyes que protejan a los padres viudos, y en cambio sí los hay en
el caso de las madres solteras.

Explica que fue algo que se le ocurrió en ese momento, pues
entiende que no hay punto de comparación respecto al número de padres
en su situación y el de las madres solteras.

Dice que no sabe “si haya estadísticas sobre los padres viudos o
abandonados con hijos, pero es evidente que sí existimos”.

Al respecto, la presidenta del Instituto de la Mujer Tamaulipeca
(IMT), Yoliria Joch González, explicó que en la entidad hay 150 mil
hogares que están bajo la responsabilidad de la mujer, muchos de los
cuales enfrentan graves problemas de pobreza.

“En Tamaulipas hay 33 por ciento de hogares que tienen jefa de
familia y 66 por ciento de hogares donde la madre llevan el sustento
a su hogar”, indicó la funcionaria estatal.

No obstante, en el estado no hay cifras con respecto al número
de hombres que cumplen el doble papel de padre y madre.

El antropólogo social de la Universidad Autónoma de Tamaulipas
(UAT), Oscar Misael Hernández, refirió que se ha legislado para
apoyar a las mujeres y no a los hombres, porque la posición de ellas
es más vulnerable.

El especialista enfatizó que de acuerdo con investigaciones
realizadas en colonias de esta ciudad, está en marcha una
reorganización al interior de las familias.

“De una generación a otra, en los hogares se han notado cambios
culturales significativos, pues el hombre participa en la toma de
decisiones en el hogar, en los quehaceres domésticos y en la crianza
de los hijos”.

Hombres y mujeres cuestionan las supuestas fronteras entre
géneros y replantean las políticas de organización en sus familias,
al pugnar por relaciones conyugales más igualitarias, consideró.

Por último, llega a una conclusión, “no se ha legislado para
proteger a los padres viudos, abandonados o solteros”.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login