Argentina le arrebata a Ecuador empate sobre la hora (1-1)

BUENOS AIRES (AFP) – Ecuador gozaba la noche del domingo un histórico triunfo sobre Argentina, pero un gol anotado por Rodrigo Palacio sobre la hora le arrebató de las manos la hazaña en el estadio Monumental y clavó un empate 1-1, en partido de la quinta fecha de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Sudáfrica-2010.

Una defensa disciplinada y un hermoso gol de Santiago Urrutia, a los 99 minutos, hacían renacer las esperanzas de los ecuatorianos de emerger en las posiciones.

Pero el gol de agonía de Palacio, en tiempo de descuento (90+3), con un remate a quemarropa que se le escabulló de las manos al arquero José Cevallos, le dio a Argentina un punto para sumar 10, a tres del líder Paraguay, antes de medirse el miércoles en el clásico con Brasil.

Unas 45.000 personas enmudecieron cuando Ecuador lo tumbaba por primera vez en su casa, en una fría noche del invierno austral en Buenos Aires.

Pero a Ecuador le escapó la conquista de campanillas en la última jugada y sigue sumergido con cuatro puntos.

Ecuador instaló una red impermeable en el medio juego, al vestirse con mameluco de trabajadores disciplinados y laboriosos los volantes Antonio Valencia, Segundo Castillo y Patricio Urrutia, cancerberos celosos que no daban respiro ni espacios a Juan Riquelme y Juan Verón.

La primera trinchera que formaban los mediocampistas encontraba con frecuencia en Walter Ayoví y Joffre Guerrón las ruedas de auxilio para ceder los balones que recuperaban y armar esporádicos contragolpes.

No era la intención del DT Sixto Vizuete ceder ni un palmo de terreno o lugar de maniobra para sufrir la explosión creativa de los pequeños duendes de Argentina, Sergio Aguero y Lionel Messi, condenados a correr delante de los pases largos y anunciados que les lanzaban de 20 a 25 metros Riquelme y Verón.

Nadie daba en Argentina un golpe de timón y tampoco nadie intentaba un cambio de ritmo o un avance profundo por sorpresa que pudiera quebrar el ordenado ajedrez defensivo de su rival.

La franciscana pobreza de ideas y la incapacidad de los argentinos de dar más de tres pases seguidos con precisión, apagó el fuego de sus fanáticos en las tribunas y sólo se escuchaba el aliento de unos 2.000 ecuatorianos que agitaban banderas de su país.

Mientras Riquelme, eje y timonel de los argentinos, lucía apagado y se movía a media máquina, sin sacar conejos de su galera, Ecuador sofocó dos aisladas filtraciones a fondo mediante centros atrás, al corazón del área, con sendas apariciones salvadoras de Isaac Mina.

La modorra y la abulia se sacudía apenas cuando la pelota caía en los botines de Messi, el único que le ponía vértigo a sus movimientos, al lanzarse como una flecha en dirección al arco de Cevallos, casi un espectador del juego, pero terminaba atenazado por las camisetas amarillas.

Otra carta de triunfo de los albicelestes era Aguero, pero tampoco se le prendía la lamparita y no hallaba con quien asociarse en una triangulación que resultara desequilibrante.

La extrema prudencia de Ecuador se transformó en moderada audacia, al adelantarse unos 10 metros en la cancha la posición del bloque de volantes, sin perder orden, con Ayoví y Guerrón como arietes.

Argentina logró mejor circulación y manejo del balón con la entrada de Fernando Gago por un intrascendente Maxi Rodríguez, pero la desarticulada cadencia se mantenía y la escuadra no cobraba vida.

Tanta impericia ofensiva, combinada con vacío de ideas, la pagaron caro los argentinos, cuando Tenorio hizo dentro del área una maniobra exquisita y le dio un pase de taco a Urrutia, quien sacó un misil alto y frontal que doblegó a Roberto Abbondanzieri.

La reacción de los argentinos era tardía, en el momento en que puso el pie en el acelerador, herido sorpresivamente en el orgullo, con Messi y Aguero amenazando a Cevallos con sus rápidas carreras pero remates defectuosos.

Hasta que Palacio recobigó un balón al borde del área y decretó el empate cuando los ecuatorianos ya festejaban el triunfo.

A continuación la ficha del encuentro:

– Goles:

– Amonestaciones:

– Alineaciones:

Argentina: Roberto Abbondanzieri – Nicolás Burdisso, Martín Demichelis, Gabriel Heinze – Javier Zanetti, Juan Sebastián Verón (Rodrigo Palacio, 89), Javier Mascherano (Julio Cruz, 63), Maximiliano Rodríguez (Fernando Gago, 46) – Juan Román Riquelme – Lionel Messi y Sergio Agüero. DT: Alfio Basile.

Ecuador: José Francisco Cevallos – Omar de Jesús, Iván Hurtado, Giovanny Espinoza, Isaac Mina – Joffre Guerrón (Ulises de la Cruz, 90+2), Segundo Castillo, Antonio Valencia, Patricio Urrutia, Walter Ayoví (Luis Bolaños, 85) – Carlos Tenorio (Christian Benítez, 88). DT: Sixto Vizuete.

You must be logged in to post a comment Login