Asegura Rice a palestinos que nuevas casas no serán parte de Israel

Jerusalén, 15 Jun (Notimex).- La secretaria estadunidense de
Estado, Condoleezza Rice, aseguró hoy a la Autoridad Nacional
Palestina (ANP) que las nuevas viviendas que Israel está construyendo
en Cisjordania no serán parte del Estado judío en el futuro.

“No consideraremos la construcción que se realiza en estos
momentos parte de las fronteras permanentes de Israel”, afirmó Rice
en una rueda de prensa en la ciudad cisjordana de Ramallah, tras
entrevistarse con el presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Rice, quien ha transmitido este mensaje a los dirigentes
israelíes, ha expresado sus condenas a las acciones unilaterales de
Israel en los territorios ocupados y ha advertido que “la
construcción de nuevos asentamientos puede truncar el proceso de
paz”.

Israel aprobó a principios de este mes la construcción de mil
300 nuevas viviendas en el este de Jerusalén, en momentos en que
ambas partes necesitan construir confianza para avanzar en las
negociaciones de paz.

“La postura de Israel sobre Jerusalén está clara desde un
comienzo. Desde (la conferencia) Annapolis expresamos que no podemos
detener la construcción en nuestra capital, donde hay 700 mil
personas que dependen de puestos de trabajo”, dijo a Notimex un
funcionario del gobierno.

Para los palestinos esta construcción supone que entre tres mil
500 y cinco mil nuevos colonos residirán en el futuro en las que
consideran las tierras de su futuro Estado, cuya creación negocian
Israel y la ANP desde la conferencia de Annapolis, a finales de 2007.

En ella, las dos partes se comprometieron a concretar un tratado
de paz antes de que concluya en enero próximo la presidencia de
George W. Bush, un objetivo que parece cada vez más distante.

La visita de Rice a la zona, la sexta este año y la décimo
séptima desde que comenzaron los primeros contactos con los dos
pueblos hace dos años, tiene el propósito de impulsar las
negociaciones en un momento crítico.

Por un lado Israel ha relanzado la construcción de nuevas
viviendas y por el otro uno de los dos principales involucrados en
las negociaciones, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, enfrenta
un escándalo de corrupción que podría poner fin a su gestión.

La jefa de la diplomacia estadunidense, quien esta mañana se
entrevistó con su colega israelí Tzipi Livni en Jerusalén, reconoció
en Ramallah que no se han producido hasta ahora los avances que ella
esperaba.

“Hay más asentamientos, hay más enclaves que aún esperamos que
se evacúen”, afirmó Rice, aunque en una muestra de optimismo agregó
que “también hay más ayuda económica a los palestinos y otras cosas
que antes no ocurrían”.

Durante su encuentro en Ramallah, el presidente palestino pidió
a Rice insistir con Israel en la cuestión de los asentamientos
“porque son el mayor obstáculo” en las negociaciones de paz.

“Conforme hay más licitaciones, conforme hay más construcción,
se retrasa más la llegada de la paz”, explicó.

Tras conocerse las últimas licitaciones, hace dos semanas, la
ANP recurrió al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que
condene y prohiba a Israel seguir con esa actividad, una iniciativa
diplomática que pone contra la pared a Estados Unidos.

Para Washington, el Consejo de Seguridad es un terreno peligroso
en el que lidiar el conflicto de Medio Oriente, porque las
resoluciones son generalmente de agresivo carácter anti-israelí.

En su encuentro con Abbas y con el primer ministro palestino,
Salam Fayyad, Rice expresó que no creía que la ONU fuera el lugar
idóneo para resolver esta cuestión y que sería más provechoso tratar
de buscar solución en el marco del diálogo bilateral.

Pero tampoco Israel parece ayudar demasiado a la ANP a retirar
su iniciativa, pues la Comisión de Construcción y Vivienda de
Jerusalén aprobó un plan a largo plazo para la construcción de 40 mil
casas en distintos barrios de Jerusalén, algunos en territorio
ocupado.

Se trata de un plan del alcalde de Jerusalén, Uri Lupoliansky,
quien dijo que la ciudad “no es un asentamiento” y la construcción
seguirá para poder albergar a los jóvenes que hoy abandonan la ciudad
por la alza de precios de los últimos dos años y la escasez de
vivienda.

Olmert no se ha manifestado sobre los planes de expansión y
tampoco puede hacerlo en este momento cuando está en el ojo de la
tormenta por el escándalo de soborno, que le ha obligado a aceptar la
convocatoria de elecciones primarias dentro de su partido.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login