Crisis y redadas afectan a mil vendedores ambulantes en Chicago

Chicago.- Cerca de mil mexicanos que venden elotes, frutas y frituras en carritos ambulantes en los barrios hispanos de Chicago, enfrentan ahora redadas por carecer de un permiso para vender comida y también baja en sus ventas por la crisis.

María, una vendedora ambulante del barrio West Lawn, comentó a Notimex que “es una forma de ganarnos la vida honradamente, en mi caso me sirve para completar los gastos de la casa y mandar a México algo a mi familia”.

En esta ciudad, donde se permite la venta en carritos ambulantes por considerarla parte de una tradición mexicana, los vendedores inician su trabajo desde las diez de la mañana y concluyen a las ocho de la noche para lograr un ingreso semanal de 200 a 300 dólares.

Algunos se ubican en lugares fijos en esquinas, frente a escuelas, iglesias, bancos o centros de salud, y otros hacen recorridos por las calles ofreciendo sus productos a precios que van de 1.50 a dos dólares.

Para ser ambulante no es impedimento estar indocumentado, ya que no se revisa la validez del número de seguro social y sólo se requiere cumplir con normas sanitarias.

La entrevistada comentó que fuera de la revisión sanitaria, carecen de problemas para desarrollar su trabajo, que en la mayoría de los casos concluye a las ocho de la noche.

Sin embargo, en los últimos meses, los vendedores ambulantes han sufrido la presencia de inspectores que les aplican multas por carecer de un permiso para la venta de elotes.

“El permiso lo tenemos para vender fruta entera, pero lo que vendemos más es elote preparado y ese lo toman como comida y no hay licencia de comida para nosotros, sólo para festivales”, expresó Lucía Toledo.

Toledo, presidenta de la Asociación de Vendedores Ambulantes de Chicago, que agrupa a este tipo de comerciantes desde hace 18 años, explicó que se ha pedido ayuda a los concejales de los barrios hispanos para obtener esa licencia.

“Porque la policía nos molesta, y la primera multa que levanta es de 350 dólares, la segunda de 800 y la tercera de mil 500 sin derecho a fianza”, precisó la también vendedora ambulante de la calle 26, en el barrio de La Villita.

La licencia con la que actualmente trabajan los ambulantes de carrito se expide por dos años en 165 dólares, y no tendrían problema si solo se limitan a la venta de frutas, papas fritas y chicharrones.

Pero el elote entero con mayonesa y chile en polvo o “raspado” en vaso con limón es el que más se vende pese a su sabor dulce y seco que nada tiene que ver con la mazorca mexicana.

“No sólo los hispanos nos compran, también a los morenos (afroamericanos) les gustan los elotes y chicharrones, aunque a ellos les vendemos más fruta”, añadió la señora María.

En tanto, Toledo afirmó que debido a las redadas, algunas zonas como La Villita tienen menos clientes, “las camionetas de migración nos los espantan. En la calle 26 antes había mucha gente todos los días, pero ahora se esconden”.

Además de las inspecciones y multas recientes que registra este comercio, la crisis económica (que autoridades estadunidenses no reconocen oficialmente) también golpea a los vendedores ambulantes.

“Las ventas han bajado porque hay desempleo, y la gente ya no sale a comprar como antes, además, todo está muy caro y no alcanzan los ingresos”, expresó la líder de los ambulantes.

Agregó que el precio del elote recientemente lo subieron de 1.50 a dos dólares y las ventas bajaron, por lo que hay ambulantes que lo ubicaron en 1.75.

“No tenemos forma de comprar más barato. La caja de elote cuesta 20 dólares, con 48 piezas, pero hay que meterle palillos, queso, chile mayonesa, limón, papel encerado y servilletas, ya no queda”, dijo.

No obstante, destacó la oportunidad que ofrece el ambulantaje para muchos mexicanos desempleados, y aseguró que es posible ampliar el número de vendedores en las calles de Chicago.

“Hay oportunidad en el norte y sur de la ciudad. En los parques no, porque las licencias son diferentes y caras, al igual que las del centro, y

You must be logged in to post a comment Login