Las razones de Hillary y Obama.

Por Rafael Alvarez Cordero

Con una humildad que merece reconocimiento, muchos diarios de los Estados Unidos aceptan públicamente que se equivocaron al considerar, al fin de 2007 y principio de 2008, que Hillary Clinton era la segura ganadora de la candidatura para la presidencia del país más poderoso del planeta.

En efecto, no sólo en los Estados Unidos sino en muchas partes del mundo se daba por sentado que la ex primera dama iba en camino fácil para reemplazar a George W. Bush; yo escribí en ésta columna que sería la próxima presidenta de su país.

La historia se escribió de manera diferente.

Y como siempre se hace, a toro pasado se buscan explicaciones y se dan justificaciones para lo que ha ocurrido; vale la pena reflexionar un poco.

De entrada, hay que decir que las diferencias de orientación política de ambos son menores, y aunque la forma de resolver los problemas del país pueden ser diferentes, su visión de la guerra de Irak, la inflación, el calentamiento global, la salud pública, es coincidente; las diferencias fueron otras.

Razones de Hillary: Hillary Clinton contaba con todo el aparato político, no sólo de su partido sino de muchos norteamericanos que en alguna forma se beneficiaron en la presidencia de Bill Clinton.

Contaba con una gran simpatía entre las mujeres por su forma de comportarse cuando los escándalos de Bill; contaba con el apoyo tácito de muchos “superdelegados”, ex gobernadores y funcionarios que veían con simpatía su candidatura.

Y como las campañas se hacen con dinero, mucho dinero (recuerde usted, estimado lector que se calcula que se gastarán más de tres mil millones de dólares en esta campaña), se dedicó a hacer la política “como siempre”, pidiendo grandes sumas de dinero a quienes la apoyaban, apelando a los poderosos, y comportándose como una ganadora desde el principio.

Los errores técnicos y tácticos de su equipo fueron muchos, incluso Bill hizo desafortunadas declaraciones en más de una ocasión; y aunque se mantuvo con una alta tasa de preferencias, poco a poco su contrincante fue ascendiendo.

Razones de Obama: Barack Obama: fue tachado de joven, inexperto, cándido, y no sé qué más, pero precisamente por su juventud tuvo el acierto de dirigirse de una nueva forma a sus seguidores: creó una red de redes de internet, muchas de ellas que surgieron espontáneamente, y solicitó pequeñas cantidades de dinero, que sumaron más de 250 millones de dólares, cifra extraordinaria.

Asimismo, apeló al cambio, pero no sólo el cambio de demócratas en lugar de republicanos, sino al cambio “generacional”, al cambio “de visión del mundo”, al cambio en el que esté involucrado el ciudadano común.

Su popularidad fue creciendo día con día, y de un 20 por ciento de preferencias llegó a superar a la otrora imbatible Hillary Rodham Clinton.

Estas son, entre otras, las razones por las que Hillary perdió y Obama está nominado para ser el próximo presidente de los Estados Unidos. (Notimex) (El autor es médico y escritor) [email protected]

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login