Fernando Lugo promete luchar junto a gobiernos de izquierda por soberanía

GUARANDA, Ecuador (AFP) – El presidente electo de Paraguay, Fernando Lugo, prometió el lunes que luchará junto a los gobiernos de izquierda por una soberanía con equidad en la región, durante su visita a los Andes ecuatorianos, adonde regresó a casi 30 años de su primera misión sacerdotal.

Lugo destacó sus coincidencias con los gobernantes de izquierda y anticipó que trabajará junto a ellos por la “defensa de la soberanía con equidad y justicia”, y para que su país “no sólo sea recordado como el más corrupto de América”.

“Acepto este doctorado porque proviene de un país que ha sabido construir y seguirá construyendo su soberanía, su libertad, su comunidad nacional en igualdad de condiciones con los otros países”, expresó Lugo al recibir el título Honoris Causa de la universidad estatal de Guaranda, donde la gente lo recibió con el mismo afecto que le expresaba cuando era el “padre Fernando”.

Lugo -que asumirá el 15 de agosto y es obispo suspendido de sus funciones por el Vaticano- visitó la capital de la provincia de Bolívar (160 km al sur de Quito) junto al presidente ecuatoriano Rafael Correa, con quien se comprometió a impulsar la unidad latinoamericana y defender la soberanía.

“Mi gratitud sincera porque aquí aprendí que amar el país desde lejos también vale la pena”, expresó a los ecuatorianos que lo conocieron como un cura de barba y cabello largo entre 1978 y 1982.

Con ellos recordó emocionado los años en que recogía café codo a codo con los campesinos. “Ayer en Bolivia, con Evo (Morales) decíamos que la patria tiene que vivir aunque esto nos cueste a nosotros morir. ¡Viva el Ecuador!”, declaró.

Luego se probó la banda presidencial que se ceñirá en su posesión, confeccionada por las Madres Carmelitas de Guaranda.

Antes de trasladarse a la población de Echeandía, donde como profeta vaticinó que llegaría a ser obispo y luego mandatario, sostuvo que descubrió que la política “no es mala sino la herramienta eficaz de devolver la dignidad a los que se les negó”.

“Nos hemos embarcado a hacer política con mayúsculas, y darle ese ingrediente ético a la política”, agregó en medio de aplausos, y señaló que resolvió buscar el poder “por los indígenas sin tierra” y por su país, “que perdió su dignidad”.

Por su parte, Correa indicó que con la elección de Lugo “el socialismo del siglo XXI” se impone a lo largo y ancho de la región como una muestra de rebeldía contra el neoliberalismo.

“Lugo ingresó también a la época irreversible, de justicia, de paz, de soberanía”, subrayó el gobernante ecuatoriano, que no ocultó su felicidad por el “gran triunfo de Fernando después de 61 años de dominio del Partido Colorado y largas dictaduras”.

La victoria de Lugo ratificó el cambio de época que vive América Latina, donde “sus pueblos han despertado en rebeldía, rebelándose contra la larga y oscura noche neoliberal”, dijo.

Lugo también recibió la llave de Guaranda por parte del alcalde Alberto Coles y visitó el colegio de su congregación del Verbo Divino, ubicado al filo de la guarandeña Plaza Roja, la cual concentró a niños y adultos que ondearon banderas de ambos países.

El futuro mandatario, que arribó la noche del lunes, concluirá su visita a Ecuador este martes dictando una conferencia en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en Quito y reuniéndose nuevamente con Correa.

You must be logged in to post a comment Login