Impactaría precio del crudo en materiales electorales para 2009.

* Ofrece IPN que costo de líquido indeleble sea el mismo que en 2006.
* Pretende el IFE utilizar urnas de material transparente.

Por José Luis Orozco

México, 16 Jun (Notimex).- El incremento en los precios
internacionales del petróleo proyecta un aumento sustancial en el
costo de los materiales que se utilizarán en los comicios de 2009,
por lo que el IFE busca alternativas para atenuar el impacto.

El director ejecutivo de Organización Electoral, Miguel Angel
Solís, indicó que en 2006 haber usado polipropileno, derivado del
petróleo para elaborar diversos materiales que se usan en la jornada
cívica, hizo experimentar al IFE una alza en los costos.

“El incremento de los precios del petróleo nos haría esperar
también un incremento sustancial. Hemos hecho una búsqueda luego de
2006 y los resultados no han sido muy satisfactorios”, señaló el
funcionario del Instituto Federal Electoral (IFE).

Expuso que “hay una escasa disponibilidad en el mercado de algún
otro tipo de materiales que mantengan la misma calidad, la
transparencia y el avance que se ha experimentado con el transcurso
de los diversos procesos”.

Explicó que entre las alternativas que explora el órgano
electoral está buscar materiales y diseños que permitan alargar la
vida útil de los instrumentos, a fin de que sean usados en al menos
tres procesos electorales federales distintos.

Solís precisó que entre las buenas noticias de cara a la
elección intermedia el IPN notificó al IFE que el costo de la tinta
indeleble que se utilizará en julio de 2009 será el mismo que en los
comicios anteriores, aunque sea de mejor calidad.

Un informe de la Dirección Ejecutiva de Organización Electoral
al que Notimex tuvo acceso detalla que entre las adecuaciones que se
contemplan para los materiales electorales está el uso de urnas
totalmente transparentes y no sólo con ventanas como hasta ahora.

Asimismo se propone crear una mochila electoral que sustituya al
paquete y remplazar el marcador para emitir el voto por un lápiz de
color negro con menos cera que sería más resistente a las condiciones
climáticas donde el calor provoca que se reblandezca el material.

Los materiales definitivos deberán ser sometidos, en su
oportunidad, a consideración del Consejo General del IFE quien
avalará su uso en 2009.

Sigue

Impactaría. dos. en 2009

En el caso del cancel electoral se exploran al menos tres
alternativas y en todas ellas se garantiza la secrecía del voto. En
la primera, basada en el modelo anterior, la modificación consiste en
acortar los laterales y quitar las cortinas que ocultaban al votante.

Los encargados del diseño han comprobado que el propio cuerpo
del votante funciona como barrera para impedir que una persona, desde
el exterior, pueda ver por quién votó o qué hace con la boleta. Este
modelo representa una pequeña reducción en el costo del material.

Otra propuesta, también basada en la misma superficie, utiliza
un material parecido a la mampara que se usa para las personas que
acuden a votar en silla de ruedas o tienen baja estatura.

En cuanto a la tercera opción, emplearía la mampara especial
del proceso anterior y se complementaría con una mesa y sillas, sería
muy fácil de armar pues tiene menos piezas que las otras y reduciría
el costo, pues no se inyectaría el plástico de la base ni se harían
tubos de aluminio.

“El alquiler de una mesa junto con sus sillas nos cuesta entre
30 y 40 pesos por un día y el costo de esos materiales sería similar
al de la mampara especial. Este producto comparado con el que se usa
actualmente tendría una diferencia de 50 por ciento menos en costo”,
establece el informe.

El IFE también contempla recuperar entre 75 y 80 por ciento de
los canceles utilizados en 2006, lo que propiciaría que sólo fuera
necesario producir unos 50 mil productos de cualquiera de dichos
modelos.

Posteriormente se sustituirían esos artículos a lo largo de dos
o tres procesos electorales al juntar distritos completos con
materiales reutilizables y se dotaría a otros de nuevos.

Con relación a la urna electoral la propuesta consiste en
hacerla completamente transparente, con un material más ligero y
económico, fácil de estibar, con menos volumen e impresas por dentro
con un color específico que identifique el tipo de elección.

El proceso de producción de esas urnas sería más rápido ya que
sólo requeriría dos flejes, poner los letreros y engraparlos. En el
caso del modelo anterior había que pegar las cuatro ventanillas, era
un proceso largo y se desperdiciaba más material, según el informe.

Otro artículo del cual se pretende cambiar el diseño es la caja
paquete electoral, cuyo volumen podía albergar material de hasta tres
elecciones diferentes y que hasta 2006 debía ser desechada por
completo una vez concluido su uso.

Sigue

Impactaría. tres y última. uso

El IFE considera para 2009 usar una mochila que nombraría
“Mochila Paquete Electoral” que contiene el sobre del Programa de
Resultados Electorales Preliminares (PREP) que va por fuera, el
documento que se lee la noche de los comicios y la otra copia del
acta electoral.

Por dentro tendría dos compartimentos para poder separar los
documentos que no sean boletas electorales (como marca la nueva ley),
para atender los requerimientos legales, y en el otro irían las
boletas.

Además, tiene un fuelle que permite que ésto se haga más amplio,
precisamente cuando hay la necesidad de tres elecciones.

El uso de la mochila hace el material reutilizable y cargarlo es
más fácil, pues se puede llevar incluso en la espalda, una ventaja
considerable si se toma en cuenta que el responsable de su traslado,
en ocasiones, debe caminar largas distancias con una carga de 16
kilogramos.

La propuesta tiene mayores espacios para la identificación de la
casilla a la que se refiere, el líquido indeleble se colocará por
fuera, los cierres serían de diferente color para que el ciudadano
sepa cuál tiene que abrir para colocar qué documento o material.

El costo de la mochila comparado con la caja paquete electoral
sería de aproximadamente 40 por ciento más pero con la condición de
que se vuelve reutilizable.

Otra modificación importante que se prevé para 2009 es el uso
del crayón para marcar la boleta electoral, el problema con este
material radica en que en lugares de clima caluroso la cera llega a
reblandecerse durante la jornada electoral.

Por ello, se propone cambiar el uso del crayón por un lápiz de
color negro que tiene menos cera, que funciona igual, pero posee un
costo incluso menor y puede evitar el reblandecimiento del material
de cera.

En cuanto a la máquina marcadora de credenciales se pretende
utilizar el mismo modelo del proceso anterior nada más con una
calibración y cambiar el “dado”, para que diga 09, lo que propiciará
un ahorro monetario.

Respecto al líquido indeleble, se prevén mejoras considerables
en el aplicador, por lo que el IFE y el Instituto Politénico Nacional
(IPN) trabajan en hacer modificaciones en el alimentador de la punta
para garantizar la marca en el dedo pulgar del votante.

Tanto en la documentación como en los materiales electorales,
los proyectos de diseño siguen a prueba y se les hacen adecuaciones,
por lo que los modelos definitivos serán los que apruebe el Consejo
General del IFE.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login