Afirma Hamás que tregua inicia el jueves a pesar de cautela de Israel

Jerusalén.- El movimiento islámico Hamás y Egipto confirmaron el martes la existencia de un acuerdo de tregua con Israel para Gaza, que comenzaría a aplicarse el próximo jueves a las 06:00 de la mañana.

Sin embargo, el gobierno del Estado judío aún mantiene la postura de que nada está cerrado.

“Estamos muy cerca del anuncio del acuerdo”, dijo el portavoz del movimiento islámico palestino Fauzi Barhoum, quien aclaró que “no todos los detalles están cerrados y las conversaciones continúan”.

Barhoum se mostró optimista y resaltó que “el diálogo está siendo positivo”, dejando entrever que el acuerdo es inminente.

En rueda de prensa en Gaza esta noche, Mahmud A-Zahar, ministro de Exteriores de facto del movimiento islámico, aseguró que “hemos llegado a un acuerdo mutuo de alto el fuego entre los palestinos y los israelíes”.

Las negociaciones entre Israel y Hamás se celebran desde hace dos meses con la mediación de Egipto, y su objetivo ha sido buscar una solución al problema de los cohetes Kasam disparados desde Gaza y al del asedio israelí a la franja palestina.

También existe entre ambos el problema del soldado israelí Guilad Shalit, quien está secuestrado en Gaza desde 2006 y por el que tres guerrillas palestinas, entre ellas la de Hamás, piden un millar de presos, colegas en cárceles en Israel.

Al afirmar que la tregua “es una victoria para todos los palestinos que empuñaron el arma” contra Israel, A-Zahar indicó que el canje del soldado no forma parte de la tregua, que en principio habrá de tener una duración de seis meses.

“No hay relación entre la tregua y el soldado Shalit”, sentenció.

La existencia del acuerdo, del que dio cuenta en un principio la agencia egipcia oficial MENA, no ha sido confirmada por Israel, cuyos portavoces prefieren no hacer comentarios.

Sin embargo, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, a cargo de las negociaciones, aseguró en un discurso público que no hay nada decidido aún.

“Se está estudiando la posibilidad de declarar (un período de) calma a la brevedad, pero aún es temprano para hacer el anuncio”, afirmó Barak.

El acuerdo que Egipto al parecer consiguió gestar es lo que la nomenclatura árabe conoce como “tahadia” o “periodo de calma”, un concepto islámico que establece un cese de hostilidades entre una parte islámica y otra que no lo es, por un corto período de tiempo.

Según Husam Zaaki, portavoz del Ministerio egipcio de Exteriores, “las actividades militares deberán cesar el jueves a las 06.00 a.m.”.

Se trata del inicio de la primera fase de un alto el fuego de tres días en la que las guerrillas palestinas y el ejército israelí deberán cesar las hostilidades, con vistas a una “tahadia” de seis meses.

Paradójicamente, el anuncio de la tregua coincidió con la muerte de seis guerrilleros de la Yihad Islámica en una serie de ataques aéreos israelíes en Gaza esta tarde, en respuesta al lanzamiento de cohetes.

Tras la primera fase, Israel autorizará el levantamiento del bloqueo a la franja de Gaza de forma limitada, que impuso por primera vez en 2006 con el secuestro de Shalit.

Un año después exactamente, cuando Hamás se hizo con la franja de Gaza y expulsó a las fuerzas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), el bloqueo se agravó, dejándola sumida en condiciones humanitarias muy precarias.

Según MENA, Israel permitirá la apertura de un paso fronterizo para la entrada de material y bienes de consumo en la primera fase, y ya en la segunda, el movimiento islamista deberá mostrar un avance en las negociaciones para liberar al soldado Shalit.

A cambio de progresos en las negociaciones por el militar, Israel permitirá la apertura de la frontera entre Gaza y Egipto, la terminal de Rafah, principal paso hacia la franja.

Esto será realizado en coordinación con Egipto y la Unión Europea, ésta última aval del funcionamiento en la terminal según un acuerdo de 2005.

Hasta ahora se hablaba de que Shalit sólo regresaría a cambio de un millar de prisioneros palestinos en cárceles israelíes, pero ninguna fuente, fuera de A-Zahar, reveló ningún dato al respecto y ni de cuándo el soldado sería puesto en libertad.

La opinión pública en Israel no ve con buenos ojos el que se conceda una tregua a Hamás y no regrese Shalit, pero el gobierno tampoco está deseoso de seguir la situación actual en la que cientos de cohetes caen en territorio israelí cada mes.

La opción militar fue barajada por el gobierno de Olmert la semana pasada, que decidió optar por la tregua a pesar de que nadie considera que vaya a durar.

Afirman que la “tahadia” sólo es un aplazamiento de la operación militar que Israel tiene previsto lanzar en Gaza para erradicar los cohetes.

Además, el periodista Avi Issajarov, uno de los mayores expertos en Israel en política palestina, explicó que Hamás no puede garantizar cien por ciento un alto el fuego.

Agregó que cualquier organización armada de las 15 que hay en Gaza acabará escapándose de la vigilancia de los islámicos, si no ahora dentro de unos meses.

“Basta que Israel mate a un miembro de un grupo armado en Cisjordania para que desde Gaza sus compañeros disparen cohetes”, explicó.

Porque la tregua en ciernes es sólo aplicable a la franja de Gaza, y no al otro territorio palestino que está bajo control de la ANP.

También Hamás es consciente de esta situación, “no confiamos en ellos”, dijo A-Zahar al respecto.

Pero al parecer después de un año de hambruna en Gaza, no le queda a ese grupo más remedio que tratar de encontrar una salida honorable al sufrimiento de la población, antes de que estalle el polvorín que siempre ha sido Gaza.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login