Autoriza Québec vehículos eléctricos en rutas secundarias

Montreal.- La ministra de Transportes de la provincia canadiense de Québec, Julie Boulet, anunció el martes un proyecto piloto de tres años que autoriza la utilización de vehículos eléctricos de baja velocidad (AEBV) en rutas secundarias.

Los AEBV son vehículos que tienen una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora y son fabricados en Québec por la firma Zenn (Zero Emission No Noise).

Otro AEBV, que será autorizado a circular, es el “camión pequeño”, fabricado por Nemo.

Los AEBV deberán identificarse con un triángulo naranja y circular por la vía derecha de las rutas, salvo cuando efectúan un viraje hacia la izquierda.

Este proyecto piloto, según la ministra Boulet, envía una “señal clara” a las empresas innovadoras y al sector manufacturero para que incursionen en esta tecnología.

La empresa estatal de electricidad Hydro-Québec creó, a través de su división TM4, un motor-rueda eléctrico de alta eficiencia, que es utilizado por la firma francesa Dassault para la producción de un carro eléctrico.

Los especialistas afirman que ya hay en el mercado autos eléctricos de alta velocidad y con autonomía de 300 o más kilómetros, y que Québec puede introducirse en ese nicho tecnológico naciente.

Muchos fabricantes de automóviles con motores de combustión -gasolina o diesel- e híbridos -motor de combustión y motor eléctrico- tienen “desde hace años” planes del auto eléctrico, según el programa Maisonneuve en Direct, de la emisora publica Radio-Canadá.

La eficiencia en el uso energético de un auto eléctrico es superior al 80 por ciento, mientras que los autos con motores de combustión tienen una eficiencia real de alrededor del 30 por ciento, y el resto se pierde en calor y la transmisión.

Pero esos planes nunca fueron realizados por las presiones de las firmas petroleras y, asimismo, porque los autos eléctricos no son vistos como un negocio rentable para los fabricantes.

Un especialista dijo a Radio-Canadá que los fabricantes de automóviles y los concesionarios ganan poco en la venta de vehículos, pero tienen buenos ingresos en las reparaciones y mantenimiento de los motores de combustión.

Estos motores, particularmente los de cuatro tiempos, tienen muchas partes móviles que requieren cambios de piezas y mantenimiento después de cierto kilometraje, una actividad muy rentable para los fabricantes y concesionarios.

Los autos eléctricos, según dijeron los especialistas, sólo tienen la bobina y eje como parte móvil, no requieren mantenimiento regular -como el cambio de aceite o la puesta a punto del encendido- ni cambios de piezas.

Por eso, opinan, nunca el auto eléctrico pasó a la producción masiva, a lo que se suma que hasta ahora había problemas con las baterías y una débil autonomía de trayecto.

En la actualidad, según Radio-Canadá, ya existen modelos de autos híbridos de alta eficiencia respecto a la utilización del combustible.

Por ejemplo, se citó un híbrido con motor eléctrico y un pequeño motor diesel de alta eficiencia para recargar la batería, que puede ser previamente cargada directamente de una toma de corriente.

Esta, según los expertos, puede ser considerada como una alternativa razonable y a largo plazo.

El auto eléctrico parece ser una buena alternativa para los citadinos o las personas de los suburbios cercanos a las ciudades, mientras que los híbridos serán probablemente la solución para distancias más largas.

Este nuevo viraje quebequense hacia el auto eléctrico, porque hubo uno en 1996 que no sobrevivió un cambio de gobierno, se inscribe en el contexto de los altos precios de la gasolina, la baja de ventas de autos con motores de combustión y las crecientes restricciones derivadas del cambio climático.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login