Chile: profesores y estudiantes unidos para protestar por ley de educación

SANTIAGO (AFP) – Profesores y estudiantes chilenos realizaron este miércoles una protesta, que generó choques con la Policía, contra una Ley de Educación que se tramita en el Congreso para derogar una normativa que viene de la dictadura del general Augusto Pinochet y que tampoco los satisface.

La jornada finalizó con un saldo de 292 detenidos en Santiago, debido a los enfrentamientos con los efectivos policiales, quienes disuadieron a los manifestantes con bombas lacrimógenas y carros lanza agua.

Alrededor de unos 2.000 escolares secundarios desafiaron la lluvia y organizaron una marcha no autorizada por el gobierno por las principales calles de Santiago, cortando el tráfico vehicular y enfrentando a la Policía con palos y piedras.

El puerto de Valparaíso, 120 km al oeste de la capital chilena, fue otro de los frentes de protestas, ya que más de 10.000 profesores y estudiantes manifestaron su rechazo a la nueva normativa a las afueras del Congreso.

La manifestación se mantuvo en calma hasta que un grupo de estudiantes sobrepasó la barrera policial y se produjeron enfrentamientos que terminaron con 10 personas detenidas.

En el interior del Parlamento, la jornada de debate de la Ley General de Educación (LGE) finalizó con la decisión de los diputados de votar la normativa este jueves, que de ser aprobada pasará a trámite al Senado.

No está claro si la iniciativa será aprobada, pese a que emanó de una comisión integrada por todos los sectores políticos y sociales, y tras sellarse un acuerdo con la oposición de derecha.

Varios diputados oficialistas se han manifestado contrarios a la ley e incluso se unieron a las manifestaciones de los profesores y estudiantes.

Maestros y escolares rechazan la LGE, que busca reemplazar la Ley Orgánica Constitucional de Educación (Loce), heredada de la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990).

La LGE comenzó a gestionarse hace dos años, cuando se iniciaron las primeras revueltas estudiantiles en Chile en tres décadas.

El movimiento, conocido como ‘La revolución de los pingüinos’, terminó con el compromiso del gobierno de elaborar una nueva ley. Pero para los estudiantes esta nueva iniciativa tampoco resuelve los problemas de la educación pública chilena, que muestra magros estándares de calidad.

La nueva normativa regula entre otros puntos los derechos y deberes de los integrantes de colegios públicos y privados y fija los requisitos mínimos que deberán exigirse en cada uno de los niveles de educación parvularia, básica y media.

You must be logged in to post a comment Login