Defienden eurodiputados enmiendas a ley de inmigrantes ilegales

Bruselas.- Grupos políticos de centro e izquierda defendieron el martes en el Parlamento Europeo (PE) hacer modificaciones a la llamada directiva de retorno, que regula la detención y expulsión de inmigrantes ilegales en la Unión Europea (UE).

Los grupos que se oponen al actual texto critican que el representante de la Eurocámara en su negociación con el Consejo Europeo, el diputado del Partido Popular (PPE), Manfred Weber, hizo demasiadas concesiones y terminó por desvirtuar el documento acordado.

Sin embargo, el conservador PPE tiene la mayoría de los escaños en el Parlamento (288) y defiende la integridad del texto, ya aprobado por los ministros del Interior de la UE a principios de junio y por los gobiernos del bloque en mayo pasado.

Los partidos Socialistas, Verde e Izquierda Unitaria, que juntos suman 299 escaños, afirman que están a favor de una directiva que armonice las reglas acerca del trato a inmigrantes ilegales, pero rechazan el texto actual.

“No porque los socialistas estén contra las políticas de retorno, sino porque el compromiso alcanzado no proporciona adecuada protección a los derechos humanos”, expresó la socialista francesa Martine Roure.

A nombre de la Izquierda Unitaria Europea, el italiano Giusto Catania calificó la propuesta de directiva de “una desgracia, un insulto que tiene por objetivo poner fin a miles de años de acogida, de apertura en Europa”.

Respecto al punto más polémico del texto, que permite la detención de ilegales, Catania dijo que “hablamos de 18 meses, no seis, de detención sin que ningún crimen haya sido cometido”.

“Detención en condiciones degradantes y humillantes como el comité (de libertades civiles del PE) ha visto en muchos centros de detención”, señaló.

Catania señaló que diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos, como el Consejo de Europa y Amnistía Internacional, han pedido al PE que no apruebe la directiva.

Asimismo, la diputada británica Jean Lambert, de los Verdes, afirmó que su grupo no aceptará el texto porque “simplemente no sigue las líneas que fueron estipuladas al inicio” de su negociación.

Lambert manifestó su preocupación en relación a las consecuencias que largos periodos de detención puede tener sobre la salud mental de los inmigrantes.

En respuesta, el vicepresidente de la Comisión Europea, Jacques Barrot, defendió que la directiva “está en línea con la Convención Europea de Derechos Humanos” y “protege los derechos de los niños y las familias”.

Para Barrot, el rechazo de esa directiva podría llevar la política migratoria europea a un “circulo vicioso”.

El comisario cuenta con el apoyo, además de los populares, de parte del grupo Liberal, dueño de cien escaños en la Eurocámara.

La británica Sarah Ludford, sostuvo que la directiva es “imperfecta, pero necesaria”.

Si los diputados no aprueban el texto mañana, una nueva ronda de negociaciones tendrá que ser iniciada con el Consejo Europeo y la Comisión antes de que la propuesta vuelva a la cámara para nueva votación.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login