Ejecutan en Japón a asesino serial de niñas

Tokio.- La justicia japonesa ejecutó el martes a tres reos, entre estos al asesino serial de niñas Tsutomu Miyazaki, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

Con los ejecutados este martes se elevó a 13 el número de ejecuciones ordenadas bajo el ministro de Justicia, Kunio Hatoyama, quien asumió el cargo desde en agosto pasado, precisó Kyodo.

El Ministerio de Justicia japonés informó que Tsutomu Miyazaki, un convicto condenado a muerte por asesinato serial de cuatro niñas de cuatro a siete años de edad entre 1988 y 1989 en la Prefectura de Saitama en Tokyo fue ejecutado en la horca.

Indicó que Miyazaki, de 45 años de edad, estaba junto con Shinji Mutsuda, de 37 años de edad, y Yoshio Yamasaki, de 73 en el corredor de la muerte para ser ejecutados este martes.

“Para que sin duda se asegure un país gobernado por la ley, hemos realizado las ejecuciones con compostura”, dijo Hatoyama en una conferencia de prensa.

Miyazaki, quien estaba en el Centro de Detención de Tokio, fue ejecutado dos años y cuatro meses después de que la Suprema Corte de Justicia finalmente determinará la pena de muerte en febrero de 2006, poniendo fin a una condena de 16 años.

El 17 de enero de 2006, la corte superior dictaminó que un desorden extremo de personalidad podría ser hallado en Miyazaki, pero que era totalmente competente en el momento del crimen, negando que él tuviera algún trastorno mental que lo hiciera incapaz de responsabilizarse.

La corte superior dijo que Miyazaki secuestró y mató a cuatro niñas en Tokio y la vecina Prefectura de Saitama “para satisfacer su deseo sexual e interés de tener sus propias videocintas con imágenes de cadáveres”, cito Kyodo.

El caso de Miyazaki llamó la atención pública y envío ondas de choque alrededor de Japón por la naturaleza extraña de los crímenes.

Secuestró a cuatro niñas y después una a una las estranguló entre 1988 y 1989, también machacó los huesos de una de sus víctimas, una niña de cuatro años de edad, y los quemó, mientras que al cuerpo de una niña de cinco años lo cortó.

Puso los huesos de una niña de cuatro años de edad en una caja de cartón que dejó frente a la casa de la víctima con un mensaje en el que responsabilizaba de hecho a una mujer con el nombre de “Yuko Imada”.

Las pruebas psiquiátricas se realizaron en dos ocasiones durante el proceso y tres resultados de la evaluación fueron sometidos, uno lo encontró mentalmente competente pero con desorden de personalidad y en los otros dos negaron dicho dictamen.

La Corte de Distrito de Tokio en abril de 1997 aprobó la evaluación y lo encontró mentalmente competente condenándolo a muerte, pero la Alta Corte revalido el dictamen de la Corte del Distrito en junio de 2001 y la Suprema Corte rechazó la defensa de apelación en enero de 2006.

En una carta enviada a la agencia Kyodo después del dictamen de la Suprema Corte, Miyazaki mantenía su inocencia y decía que en su mente sólo “pensaba cosas buenas”.

Por otro lado, Mutsuda fue acusado de asesinar a un operador de 32 años de edad y a su manager de 33, que se movían en el negocio sexual en una apartamento de Tokio en 1995, robar 200 mil yenes (mil 854 dólares) y retirar 40 millones de yenes (370 mil 851 dólares) de la cuenta bancaria del operador en conspiración con su hermano gemelo.

Yamasaki fue condenado por matar a una mujer de 49 años de edad en la Prefectura de Miyagi en 1985 y a un hombre de 48 años de edad en la Prefectura de Kagawa en 1990 en conspiración con conocidos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login