El cambio de gen en un familiar puede producir cáncer de seno

WASHINGTON, D.C. (ConCiencia) – Paulina De La Cruz lleva una vida normal a pesar de que hace un año y medio le diagnosticaron cáncer de seno. De La Cruz se sometió a una cirugía y ahora se siente como si nunca le hubieran hecho nada.

De la Cruz tiene tres hermanas que han tenido cáncer de seno. Dos de ellas murieron y la tercera pudo controlar la enfermedad. De La Cruz siempre estuvo preocupada por esta enfermedad y por eso constantemente visitaba al médico. El tema de la quimioterapia y radioterapia nunca fue ajeno, de esto se hablaba entre familia como algo normal.

Hasta que un día recibió la noticia: también tenía cáncer de seno.

“Yo me cuidaba mucho, siempre iba a los chequeos médicos, que me revisaran y nunca me dio nada. Hasta que un día ya estando aquí, me lo descubrieron”, dijo De la Cruz, quien es niñera en Washington DC y originaria del Perú.

Como De la Cruz, las mujeres que tienen algún familiar que ha tenido cáncer de seno tienen una probabilidad mayor de desarrollar la enfermedad. Por eso los médicos recomiendan revisiones constantes y exámenes médicos para verificar si sus genes han tenido una mutación o cambio, que produce algún tipo cáncer.

“Antes se pensaba que el cáncer de seno entre latinas no era un problema”, dijo Ana María López, médica directora del programa Telemedicina de Arizona y especialista en cáncer del seno entre latinas. “Pero ahora se ve más frecuente y no solo en Estados Unidos”.

Según un estudio publicado en diciembre en JAMA, la revista de la Asociación Médica Americana, después de analizar la historia clínica de por lo menos 3000 mujeres con cáncer de seno y menores de 65 años, se identificó que el 3.5 de las mujeres hispanas con cáncer tuvieron el cambio de gen, mientras que solo el dos por ciento de las mujeres blancas no hispanas con cáncer y el uno por ciento de las afroamericanas presentó ese cambio.

“Es claro que el cambio de gen entre las latinas es más frecuente que en las mujeres blancas”, dijo López. “Pero eso no quiere decir que las que tienen cáncer del seno es solo por el cambio de gen. Puede haber otros motivos por los que una persona desarrolla cáncer del seno”.

Debido a su historia familiar, De la Cruz comenzó a visitar médicos para prevenir cáncer. Aunque sus constantes cuidados no lo previnieron, sí lo detectaron a tiempo y por eso ahora vive una vida normal.

“A mi me dijeron que tenía cáncer pero que estaba en el nivel uno, entonces inmediatamente me dieron radioterapia”, dijo De la Cruz. “Nunca tuve quimioterapia y por eso me siento como si nunca hubiera pasado nada”.

La recomendación es que las mujeres deben hacerse el examen de mamografía regularmente para detectar a tiempo el cáncer de seno. Si un familiar lo padece, se recomienda someterse a exámenes de sangre capaces de identificar un cambio genético que aumenta las probabilidades de desarrollar la enfermedad.

“Pero si la persona que tiene cáncer no tuvo el cambio genético, entonces no es necesario que los familiares se hagan el examen”, dijo López.

Los científicos aun no saben por qué se presenta un cambio genético entre las personas, los cuales pueden ser cambios nuevos o mutaciones que llevan varias generaciones y se heredan.

“Lo que puede pasar es que antes la gente no vivía tanto, entonces el cambio de gen no se identificaba”, dijo López. “Pero puede ser que la mutación haya sucedido por varias generaciones y nunca se presentó un cambio”.

Cuando una mujer tiene un familiar con cáncer de seno y el motivo es por una mutación del gen, existe una probabilidad de 60 o 70 por ciento de desarrollar cáncer.

“La detención temprana es lo más importante para curar el cáncer”, dijo López.

Si tiene más preguntas sobre este tema puede llamar al Instituto Nacional del Cáncer, a la línea en español: 1800- 4CANCER.

You must be logged in to post a comment Login